Internacional

Una niA�era espaA�ola y un cuarto con conejos: la intimidad de la llegada del tercer hijo de Kate y Guillermo

El quinto en la lA�nea de sucesiA?n al trono britA?nico naciA? ayer y aA?n se desconoce su nombre

Los duques de Cambridge estA?n felices. La llegada de su tercer hijo, un varA?n cuyo nombre aA?n se desconoce, llenA? de mA?s amor la casa de la pareja real, ubicada en el Palacio Kensington, donde ya viven juntos a sus hijos George, de 4 aA�os, y Charlotte, de 2.

Y pese a que la rutina ahora deberA? cambiar, el prA�ncipe Guillermo y Kate Middleton ya tienen todo listo. De acuerdo a lo publicado por el diario The Daily Mail, los padres estA?n interesados en que la vida de sus hijos mayores no se ve alterada, por lo que estA?n organizando la casa para que asA� sea.

Con la ayuda del personal domA�stico, que hace ya tiempo trabaja con ellos y que no es tan populoso como en tiempos de Lady Di y Carlos , cuando doce personas estaban a su disposiciA?n, la joven pareja espera tener una vida normal.

Una de las personas clave que los acompaA�arA? en este proceso es MarA�a Borrallo, la niA�era de 47 aA�os que estA? a su lado desde la llegada de George. MarA�a, que recibiA? el apodo de Santa, vive junto a ellos en un espacio que tiene cuarto privado, baA�o privado y cocina solo para ella.

Nacida en Madrid, MarA�a es una figura familiar. Con su uniforme de niA�era, su vestido de enfermera color beige y marrA?n, es la encargada de pasar tiempo con los niA�os, llevarlos al parque y a visitar a sus abuelos, los padres de Kate, en la aldea de Berkshire.

AdemA?s de MarA�a, estA?n la ama de llaves, Antonella Fresolone, que trabajA? en el Palacio de Buckingham durante 13 aA�os y es la que supervisa el funcionamiento y la limpieza del hogar; y el exparacaidista Tifare Alexander, quien realiza trabajos ocasionales y hace a veces de chofer.

La vida en la Casa Real del Reino Unido es lo mA?s informal que se puede. De hecho, todos los empleados llaman al prA�ncipe por su nombre de pila porque asA� lo quiere A�l. A este hogar llegarA? el nuevo bebe, que naciA? ayer con un peso que superaba los tres kilos y medio.

Ya todo estA? listo para recibirlo: la sala de reciA�n nacidos estA? llena de imA?genes y objetos de Peter Rabbit, un simpA?tico y travieso conejo amado por los niA�os. TambiA�n tiene varios de los juguetes que usaron sus hermanos y muchos nuevos que le fueron enviados como regalo.

CA?mo es la casa
En el primer piso del apartamento de Kensington estA?n los dormitorios principales con baA�os en suite y vestidores para cada uno. En la planta superior, a la que se accede por un ascensor, hay nueve habitaciones para el personal, mientras que una zona del sA?tano estA? destinada a un gimnasio bien equipado con lavanderA�a y salas de equipaje.

La cocina, en la que la pareja gastA? mucho de su propio dinero, es el corazA?n del hogar y el espacio en que disfrutan estar con amigos y familiares.

Para ocasiones mA?s formales, los invitados, que llegan a travA�s de un amplio y luminoso hall de entrada, tienen dos salones amplios con sillones pomposos y hasta un piano de cola.

AFP