Actualidad

Una minga “Por un Quito Limpio y Digno”

Para prolongar la cultura de la limpieza y con el afán de mantener la ciudad pulcra, la EMASEO EP distribuirá 50.000 bolsas plásticas para automóviles en los diferentes peajes de la ciudad.

QUITO. A propósito de la llegada del papa Francisco a la capital ecuatoriana, el próximo 5 de julio, los quiteños se levantarán más temprano hoy porque desde las 07:00 iniciará la minga de limpieza denominada: “Por un Quito Limpio y Digno”, convocada por el alcalde Mauricio Rodas.

Con pintura en mano, escobas, fundas de basura y vistiendo camisetas blancas, moradores de los sectores como: La Loma, La Victoria, El Panecillo, San Marcos, Matovelle, San Juan, Toctiuco, El Tejar, Guápulo, Tola Colonial, Vicentina, Santa Lucía, entre otros, saldrán a las calles con el objetivo de limpiar y embellecer su ciudad.

Parques, aceras, fachadas y calles limpias es lo que se espera al finalizar la jornada de esta convocatoria que fue dirigida a toda la ciudadanía de la capital ecuatoriana, la cual prevé recibir a miles de turistas por la llegada del santo padre a esa ciudad.

“Lo hago por voluntad, participación ciudadana y deseo de que Quito se vea bien”, manifestó Fernando Caizapanta.

Mientras que María Mejía manifestó sentirse “gustosa de poner bella mi casita por el bien de mi ciudad y pero es más cuando sé que el papa va a venir”, dijo.

A la campaña de limpieza que se inauguró el día de ayer, también se suma Empresa Pública Metropolitana de Aseo (EMASEO EP), la cual cumplirá con un Operativo Especial de Limpieza para así garantizar la recolección de la basura que produzca cada uno de los barrios.

Un contingente de 120 personas con volquetas y maquinaria para la recolección de la basura, circularán por los diferentes barrios. Además este operativo especial se prolongará el domingo y lunes con el objetivo de mantener la limpieza y aseo de Quito.

Según manifestó el burgomaestre, la ejecución de mingas es una tradición profundamente quiteña, la cual refleja el carácter solidario de los quiteños y su afán permanente de trabajo colectivo por el bien común.

“La construcción de una ciudad nueva y mejor comienza cediendo el paso, manteniendo limpia la ciudad, respetando los horarios, manejando adecuadamente”, dijo en su momento alcalde capitalino.

A pesar de que inicialmente esta convocatoria estaba dirigida a embellecer la ciudad debido a la llegada del Sumo Pontífice, esta semana el alcalde de Quito se refirió a esta ocasión como adecuada para expresar el respeto a la ciudad y exigir que se escuche la voz de los Quiteños.

Por esa razón, invitó a los quiteños a colocar una bandera azul y rojo – bandera de Quito- incluyendo un listón blanco que simboliza el “dialogo que anhelamos los quiteños para devolverle la paz al Ecuador, pero también esta cinta representará la exigencia de los quiteños para que se respete a nuestra ciudad se respete la dignidad y se escuche la voz de los quiteños”, señaló Rodas. (VBF/La Nación)