Opinión

UNA MENTIRA Y UNA VERDAD.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

 

LA MENTIRA:

Mientras que el Primero de Mayo es día Universal del Trabajo, en Venezuela el Presidente cuasi Dictador Nicolás Maduro se vanagloriaba de su perverso y fracasado  sistema de Gobierno, en el que el salario mínimo vital de un ciudadano venezolano común y corriente no llega a los $4 mensuales,  uno de los más  bajos del mundo, como el ignorante que es  considerado, con todos los honores del caso, supongo que en son de mofa burlándose de su pueblo, se atrevió a comentar una aberración imperdonable,  qué por ese malévolo desastre sería un posible candidato al premio NOBEL DE ECONOMÍA, hecho que por ninguna circunstancia o motivo puede ocurrir, lo que resulta ser una MENTIRA TOTALMENTE INCREÍBLE.

LA VERDAD:

Lo que sí es CIERTO Y COMPLETAMENTE REAL es que, a partir del Primero de Mayo, entró en plena vigencia nuestro tratado de Libre Comercio con la REPÚBLICA POPULAR CHINA presidida por Xi Jinping, que nos abre un mercado gigantesco, principalmente en todo lo que se refiere a los productos agrícolas incluyendo lácteos y cárnicos, además de los productos del mar y cientos de productos más.

Hay que reconocer que también fue un trabajo de Gobiernos anteriores, pero con las disculpas de caso, los méritos son logrados por quienes firman los convenios.

Se calcula que en el primer año nuestro país podría exportar cerca de mil quinientos millones de dólares más que todo en productos de agricultura y comestibles de toda clase.