Deportes

Una leyenda del Manchester United no pudo viajar a Estados Unidos por un sello iraní en su pasaporte

Dwight Yorke, quien ganó la Premier League, la FA Cup y Champions League con el club inglés en la temporada 1998-99, no pudo abordar un avión en Qatar con destino a Miami. “Me sentí un criminal”, confesó

El ex futbolista Dwight Yorke, legendario delantero del Manchester United, denunció que lo hicieron “sentir como un criminal” después de que le prohibieron viajar a los Estados Unidos por tener en su visa un sello de Irán, que forma parte de la lista de los siete países de mayoría musulmana alcanzados por el veto migratorio de Donald Trump.

Yorke quiso abordar en Doha (Qatar) un vuelo con destino a Trinidad y Tobago, su país natal, que hacía escala en Miami. Sin embargo, lo dejaron subirse al avión por un problema en su visa, producto de un sello iraní en su pasaporte que correspondía a la vez que jugó en un partido benéfico en Teherán en 2015.

“No podía creer lo que estaba pasando. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que estuve en los Estados Unidos, me encanta ese país, sin embargo, me hicieron sentir un criminal. Compré el pasaje, me registré y cuando estaba a punto de tomar el vuelo fui detenido por dos oficiales. Me dijeron que había un problema con el sello iraní en mi pasaporte. Estuve allí para jugar en un partido y ni siquiera pasé la noche ahí”, declaró Yorke al diario The Sun.

El ex jugador de 45 años, que ganó la Premier League, la FA Cup y la Champions League con el Manchester United en la temporada 1998-99, explicó con los oficiales le dijeron que sería deportado al llegar los Estados Unidos: “Me dijeron que si tomaba el vuelo que simplemente sería deportado de vuelta a Qatar. Traté de explicarles que ni siquiera vivo en Qatar y sólo estaba tratando de llegar a mi casa en el Caribe.”

Yorke había viajado a Doha para trabajar de comentarista en el canal Bein Sports, pero tenía que regresar a Trinidad y Tobago por asuntos personales.

Quedó varado en el aeropuerto de Doha durante cinco horas y tuvo que comprar un nuevo pasaje. Viajó a Londres, donde pasó la noche del viernes y luego emprendió su regreso hacía Trinidad y Tobago.

“Todo lo que que quería era llegar a casa. Nunca me había pasado algo así. He viajado por el mundo durante años como futbolista y embajador del Manchester United. Estoy impresionado con lo sucedido”, lamentó Yorke. (INFOBAE)