Actualidad

En una kombi, Nathaly Toledo llevará mensaje de jóvenes a la Asamblea Nacional

La candidata de Centro Democrático, lista 1, impulsa una llamativa iniciativa recorriendo la ciudad sobre singular vehículo escuchando las necesidades de chicos y jóvenes.

GUAYAQUIL. Para Nathaly Toledo, candidata del Distrito 2 por Centro Democrático, lista 1, es muy importante la inclusión y participación de jóvenes en la elaboración de proyectos y propuestas en su camino a la Asamblea Nacional. A sus 32 años, tomó el reto de incursionar en la política con el único afán de servir a la comunidad y hasta ahora lo ha enfrentado con esa entereza que la caracteriza. Ya en la recta final de su campaña, la ex reportera y presentadora de noticias intensifica su trabajo a bordo de una kombi con el único objetivo de escuchar las necesidades de chicos y jóvenes para trasladarlas en realidades.

“Tienes un mensaje, nosotros lo llevamos a la Asamblea; nos vamos a la Asamblea en una kombi; ¿quién dice que no los escuchamos?; joven universitario, ven y participa, yo te escucho y llevo tus propuestas a la Asamblea”, fueron algunos de los mensajes que circularon por las redes sociales invitando a participar de esta iniciativa, que el mediodía de este viernes 10 de febrero arrancó desde los exteriores de la Universidad Estatal acompañada con la presencia activa de la militancia del Frente de Juventudes de Centro Democrático. La idea es que el vehículo (acondicionado como un set de grabación) sirva como un canal para que los jóvenes universitarios y público en general pueda grabar un mensaje contando sus principales necesidades y realidades para traducirlas en leyes y propuestas que los favorezcan.

Kevin Seiva, de 21 años, fue uno de los primeros en subirse a la kombi naranja. Él sufre una discapacidad, pero no fue impedimento para quitarse el miedo y poder contar su historia. Quizás la confianza que le brindó Toledo durante su exposición lo hizo desinhibirse, a pesar de sus limitaciones para hablar y recordar. “Necesito trabajar y estudiar algo, pero la situación no lo hace posible. Tengo todas las ganas de conseguir un trabajo, pero no sale nada”, refirió el joven.

La misma problemática se repitió en las decenas de jóvenes que se subieron a la kombi en la Universidad Estatal. Por ejemplo, para Diana Cobo es importante que se les dé más facilidades para poder estudiar y encontrar un empleo estable y bien remunerado. “Nos piden participar en elecciones, a los más jóvenes se les otorga el voto facultativo, pero a la hora de velar por nosotros solo ponen trabas”, mencionó esta universitaria.

El tema de la imposición de las carreras se volvió un clamor generalizado durante la jornada. Cristina León es una de las tantas jóvenes que “le tocó estudiar” algo que no quería, pero que el nuevo sistema nacional de nivelación y admisión se lo impuso. “Me gustaba el marketing y el diseño, pero me obligaron a estudiar medicina. ¿Qué voy a hacer? ¿Cómo voy a estar? ¿Qué voy a aprender? Eso realmente yo quisiera que cambie”, cuestionó preocupada esta estudiante.

La misma crítica tiene Jennifer Huerta, quien actualmente está estudiando Economía cuando siempre odió los números. “Nosotros estamos capacitados a elegir nuestra propia carrera porque en la carrera que estoy estudiando, no por mí, fue elegida por el sistema. Necesitamos que hayan más oportunidades para los jóvenes”, expuso esta joven.

Mientras tanto y retomando su faceta como reportera, Toledo explicaba que dentro de sus propuestas está el ‘empleo joven’, que consiste en promover el trabajo por horas para que la juventud ecuatoriana pueda cumplir con sus aspiraciones de estudiar y trabajar. “Realmente nosotros estamos muy empeñados en lograr que sus clamores sean atendidos y notamos que la necesidad de empleo y educación es tan prioritaria que nos hemos empeñado en un Ecuador con trabajo para todos”, apuntó la candidata.

Recordó durante cada entrevista que lo más importante en la creación de leyes es la participación de los grupos o sectores a los que se vaya a tocar o afectar. “Lo he venido repitiendo. No se pueden imponer leyes sin escuchar sus necesidades y/o sugerencias. Así voy a trabajar desde la Asamblea Nacional, escuchándolos porque ustedes no solo sirven para el voto, sino que también tienen voz”, reiteró la aspirante por Centro Democrático.

Luego de más de dos horas parqueadas, la kombi naranja se trasladó hasta la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, para culminar su recorrido por la Universidad Casa Grande, en el norte de Guayaquil, donde el Frente de Juventudes de Centro Democrático aprovechó para realizar una activación e invitación para participar de esta iniciativa. Kevin Carriel, estudiante del colegio 28 de Mayo, se animó a exponer su criterio, en el que ponderó la facultad del voto, pero también confirmó su temor al graduarse y no conseguir un trabajo para ayudar en su hogar.

Culminó la tarde y la kombi naranja fue cerrada hasta esperar una nueva oportunidad en la que recorrerá otros sectores y se aprovechará el espacio de inclusión y participación para el público en general. Será a través de las cuentas de la candidata (@nathalytoledo) que se dará a conocer cuál será la próxima parada. (CENTRO DEMOCRÁTICO/LA NACIÓN)