Deportes

Una Final entre la necesidad y el desquite

El Barcelona a punto de hacer historia otra vez

Barcelona y Sevilla se reencuentran al cabo de tres aA�os en una final de Copa con sabor a desquite para los andaluces, conscientes del favoritismo azulgrana y, a la vez, sabedores de que la conquista del tA�tulo les abrirA�a la puerta a Europa la prA?xima temporada sin necesidad de sufrir en una Liga cuya recta final se le antoja un cuesta de complicada ascensiA?n ante el empuje de un Girona que amenaza su sA�ptima plaza, atendiendo a la dificultad de alcanzar al Villarreal.

El BarA�a, obligado a vencer por su propia condiciA?n, persigue el octavo doblete de su historia, con la Liga prA?cticamente sentenciada y el deseo de olvidar, en la medida de lo posible, el fiasco que supuso su eliminaciA?n en la Champions a manos de la Roma.

Rodeada como estA? la final de un indiscutible sabor polA�tico, con la situaciA?n catalana en el plano y la sospecha cierta de que las gradas del Metropolitano no podrA?n abstraerse de la polA�mica, el aspecto futbolA�stico presenta a dos equipos con una realidad tan diferente como similar, por cuanto se encuentran, en el momento final del curso, sin completar sus objetivos.

SerA? la de este sA?bado la cuarta final a partido A?nico entre BarA�a y Sevilla, la segunda de Copa despuA�s del triunfo azulgrana en el CalderA?n en 2015 y que se suma a las dos de la Supercopa de Europa, de 2006 y 2015, con un vencedor en cada caso.