Actualidad

Una cláusula dejó fuera al potencial operador del Metro de Quito

Para que el Metro se inaugure en diciembre de 2022 se deberá firmar un contrato con un operador hasta octubre.

Luego de que se descartara al consorcio franco-colombiano como operador oferente del Metro de Quito, Santiago Guarderas, alcalde de Quito, y representantes del esta megaobra explicaron qué fue lo qué pasó.

Eso sí, Guarderas fue enfático en decir que el proceso no se ha caído y que el Metro se inaugurará en diciembre de 2022, como más de una vez ha ofrecido.

¿Por qué se reinició el proceso?

Roberto Custode, gerente de operaciones del Metro, explica que la legislación ecuatoriana permite dos tipos de contrato: a precio fijo o a precios unitarios por ajuste polinómina. La segunda opción no es factible porque en los pliegos ya se determinó que sea a precio fijo y porque esta fórmula es difícil de aplicar al hacerla en períodos extendidos de tiempo. En el caso del Metro, seis años.

“En un contrato de esta naturaleza, hay una serie de rubros y la mayor parte de los costos son de mano de obra. Entonces, nuestra legislación no tiene precedentes de contratos de servicios donde se aplica esta fórmula”, explica Custode.

Lo que hizo que se reabra la convocatoria es que el operador oferente —el consorcio conformado por el Metro de Medellín (Colombia) y Grupo Transdev (Francia)— solicitó que en el contrato haya una cláusula que diga que se evalúe la inflación, luego de un año, y se reajuste el costo inicial. Algo que no sería legal.

Es decir, que la empresa que opere el Metro de Quito tiene que hacer una propuesta, con un precio fijo, que no varíe en los seis años que operaría. “De hecho, el procedimiento dice que se le pagará (al operador) en 72 cuotas mensuales exactamente iguales”, destaca Custode.

El monto referencial, señaló Efraín Bastidas, gerente del Metro de Quito, no se conoce porque eso se debe hacer durante el estudio de mercado, al que no se llegó, cuando ya se prescindió del oferente.

Octubre como tope

En la hoja de ruta se señala que el operador debería firmar el contrato con el Metro, el 31 de agosto de 2022.

Con lo ocurrido, la firma llegaría en octubre de 2022. Al consultarle si después de octubre hay más plazos, Custode asegura que «ya no».

Consorcio puede volver

El 19 de agosto de 2022, el Metro de Quito volverá a recibir ofertas, inclusive el consorcio franco-colombiano podría volver a concursar ya que no tiene impedimento. Aunque tendría que ajustar su propuesta. (AVV)

 

 

 

Diario La Hora