Opinión

Una apuesta arriesgada por el talento, los lápices y las hojas de papel

Retribuirle a la sociedad, la creatividad que Dios nos ha dado para así hacer un mundo mejor.

GUAYAQUIL. En búsqueda de un mundo mejor,  los maestros tratan de direccionar  a los niños para que ellos crezcan con valores y responsabilidades así nos encontramos a dos jóvenes emprendedoras, María Belén Bonard e Isabella Roditti, ellas eligieron como empresa una de las profesiones más enriquecedoras del ser humano, la enseñanza.

El amor por los niños y el trabajo que conlleva educarlos, llevó a estás dos guayaquileñas egresadas de psicología clínica en la Universidad Espíritu Santo (UESS), a plantearse la idea de crear su propia empresa dedicada a la nivelación  de tareas y refuerzo escolar, de esta manera se crea HOMEWORK, clases particulares para niños de 7 a 13 años.

Ellas recién tienen cuatro meses en el mercado, donde uno de los puntos más difíciles para empezar dice María Belén, fue establecerse de manera fija, por lo que su le brindó la facilidad de instalarse en su casa y así dar rienda suelta a la creatividad y la docencia pedagógica.

Con una inversión de alrededor de $3mil que sirvió para la compra de impresoras, lápices, útiles en general, un aire acondicionado para  adecuar el lugar,  para que los niños se sintieran más cómodos y  así poder  trabajar mejor.

Los niños encierra mucha inocencia y desde luego muchas  historias que contar, relata María Belén que uno de ellos al verla salir a un compromiso particular,  le dio un cumplido por lo arreglada que estaba, esto ocasionó que se sonrojara, entre risas recuerda María Belén.

Actualmente cuentan con la colaboración de dos profesoras más para la enseñanza de los niños, y para un futuro esperan ya establecerse de manera general en un lugar fijo, y seguir educando a los niños de Guayaquil.

 Para todos los que quieran emprender  María Belén e Isabella  aconsejan, que siempre en esta vida hay que arriesgarse y si en algún momento se caen en la partida hacia sus ideales,  hay que levantarse y seguir luchando.

Matemáticas, inglés, computación son entre tantas materias que se dictan en homework, para los padres interesados en el refuerzo académico de sus hijos,  los cinco días a la semana  tiene un valor de $300, pero si hay casos especiales es decir refuerzo de una materia nada más algo que  llevaría tan solo una hora tiene un valor de $15.

Ellas están ubicadas, en la ciudadela Río Grande, de 15:00 a 20:00, hasta el momento existen cerca de veinte niños de distintos colegios y escuelas de la ciudad. Además pueden comunicarse a través de sus números telefónicos el  0985222495 o al 0983336809 y en sus redes sociales Instagram: @homeworkgye y en Facebook, homeworkgye.

Esta es la historia de dos jóvenes emprendedoras de 23 y 24 años, que entre sus sueños siempre será crear un futuro mejor.

Educad a los niños ahora, y no será necesario castigar a los hombres después. (AGS/ La Nación)