Opinión

Un triunfo que tiene dos protagonistas claves

Diana Ochoa

dkarina.19@hotmail.com

La clasificación de la selección femenina de fútbol de Ecuador tiene nombres y apellidos: El primero, José Francisco Cevallos, exministro de Deportes, que con la idea de fomentar y fortalecer  una estructura institucional esta cartera de Estado aportó con $ 186.344, para que se pudiera realizar la liga femenina de fútbol.

Mientras que para esta temporada el desembolso económico fue de $ 427.560 para la serie A y $230 mil para la B.

El otro gran protagonista fue el cuerpo técnico y jugadoras, que tuvieron que ‘fajarse’ para sacar éste proyecto adelante, del que hoy en día, todos dicen que fueron partes. A ellas no  les importa el dinero, solo querían  demostrar sus condiciones con el balón, logrando el objetivo propuesto a pesar de que muchas de ellas siguen siendo amateurs.

Clasificaron al Mundial de Canadá al ganarle a Trinidad y Tobago en su cancha. Pero antes de lograr este hito histórico,  los sponsors que generalmente financian estos torneos y los mismos clubes, no veían en esta disciplina el negocio, en ese sentido el fútbol femenino no les resultaba rentable, por el simple hecho de que Ecuador recién tiene una liga profesional por gestiones del exministro, actualmente después de ganar su clasificación aparecen los eternos ‘figurones’ queriéndose llevar los réditos del triunfo.

Antes las futbolistas, quienes para mantenerse en forma tenían que participar en torneos barriales y provinciales, porque el fútbol femenino era visto como algo “extraño” y no como un deporte igual al masculino.

Pero ahora personas que nunca estuvieron interesados, son los primeros que salen en las fotos y que se autoproclaman como los impulsadores para que esas chicas, que en su mayoría tienen a la pobreza como mejor amiga, logren el sueño de inscribir el nombre de Ecuador en un torneo donde participan las mejores del mundo.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor