Ciencia

Un nuevo test detectará el cáncer en una hora utilizando gusanos

El ‘Caenorhabditis elegans’ es un gusano nematodo que se siente atraído por el olor de la orina del paciente que desarrolla cáncer.

ESTADOS UNIDOS. Se llama Caenorhabditis elegans y es un gusano con “poderes”. Tiene la capacidad de detectar el cáncer y de hacerlo con rapidez. Basándose en las capacidades de este nematodo, la multinacional nipona Hitachi y la Universidad de Kyushu van a desarrollar un nueva prueba de muy bajo coste para detectar el cáncer en una hora a partir de la reacción que presenta este tipo de gusanos al entrar en contacto con la orina de los pacientes.

El dispositivo no sería capaz de detectar los diferentes tipos de cáncer. A partir de un estudio, ambas entidades han determinado que este tipo específico de nematodo de reducido tamaño (tiene una longitud aproximada de 1 milímetro) se siente atraído por el olor de la orina de los pacientes que han desarrollado la enfermedad, según detalla el diario económico Nikkei.

La investigación que se ha realizado con unas 300 personas ha arrojado resultados precisos en más de un 90% de los casos. Con el apoyo de los investigadores de la universidad nipona, Hitachi espera poder comercializar para 2018 un dispositivo que mida la reacción de un grupo de estos gusanos y sirva para detectar un cáncer en su fase inicial.
La máquina examinaría los movimientos de un centenar de nematodos al ser expuestos a la orina de un paciente empleando las tecnologías de la rama de macrodatos de Hitachi para el análisis de las imágenes.
Cada prueba llevaría solo una hora. Según explicaron a los rotativos representantes de Hitachi, el sistema no sería capaz de detectar los diferentes tipos de cáncer, por lo que en caso de que el resultado del test fuera positivo se requerirían pruebas convencionales adicionales.

El dispositivo tendría un coste aproximado de unos 100 yenes (73 céntimos de euro/84 centavos de dólar), que respondería en parte a que este tipo de gusano se encuentra fácilmente en la tierra y además es fácil de criar.

El plan de la empresa, una de las más importantes en el sector médico en Japón, pasa por lanzar primero el dispositivo en el país asiático y más tarde en otros mercados. (Internet/ La Nación)