Economía

Un nuevo reto para Ecuador al emitir la guía técnica para edición genética

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de Ecuador ha emitido una nueva guía técnica que establece el procedimiento para determinar si una semilla o cultivo obtenido a partir de técnicas de mejoramiento de precisión puede ser registrado o comercializado como un organismo convencional. Esta guía técnica se basa en la Ley Orgánica de Agrobiodiversidad, Semillas y Fomento de la Agricultura Sustentable y su Reglamento.

Según el ministerio de Agricultura El Acuerdo Ministerial 063 será aplicable a todas las personas naturales o jurídicas (públicas o privadas) cuya pretensión sea investigar, desarrollar, sembrar o evaluar en el campo, importar, exportar, movilizar, almacenar y comercializar semillas o cultivos que hayan sido obtenidos a partir de técnicas de mejoramiento de precisión, a través del Comité Técnico de Semillas (CTS) Conformado mediante Acuerdo Ministerial 163/2020, el que se constituirá en el ente de consulta y emitirá criterio técnico para determinar si una semilla o cultivo obtenido a partir de técnicas de mejoramiento de precisión, puede registrarse como un organismo convencional en respuesta a una Solicitud de Análisis Preliminar.

¿Qué Representa Para Ecuador Este Paso?

Raúl Jaramillo, director del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) en entrevista con nuestro medio, destacó la importancia de este anunció y lo que representará para el país “la edición genética es una técnica específica para modificar el ADN en puntos precisos del genoma, a diferencia de la transgénesis, que implica la transferencia de segmentos de ADN de un organismo a otro. En la edición genética, no se incluye material genético de otros organismos, lo que permitiría el uso de cultivos sin contravenir la prohibición constitucional de cultivos transgénicos en Ecuador” explicó.

Destacó que en el país estas investigaciones y obtención de nuevos materiales que duraban 25 años ahora podrán hacerse en la mitad del tiempo o menos.

Anotó que para iniciar todo esto se necesita levantar la capacidad dentro del instituto y la academia de todo el país para conocer a través de los especialistas en biotecnología todos los detalles de estos procesos para aplicarlos.

El director del INIAP enfatizó que este esfuerzo requiere recursos económicos importantes, equipos especializados y profesionales capacitados, que si bien en su primera etapa no es significativo, posteriormente será fundamental la colaboración con otros socios para compartir los costos. Jaramillo mencionó que se espera obtener un presupuesto de 7 millones de dólares a través del Fondo de Investigación en Agrodiversidad (FIASA) para financiar proyectos relacionados con la edición genética.

Por su parte, José Luis Zambrano, director de investigación del INIAP, resaltó que este avance en la edición genética beneficiará al sector de investigación, la academia y, sobre todo, a los agricultores. Se espera acelerar el proceso de desarrollo de variedades vegetales y, por ende, su comercialización, lo que permitirá a los agricultores acceder más rápidamente a variedades mejoradas. Además, se destacó que la edición genética será una herramienta valiosa en la lucha contra el Fusarium raza 4 en banano y en la reducción del contenido de cadmio en cacao, dos desafíos importantes para la agricultura ecuatoriana.

Este avance en la edición genética de plantas en Ecuador se basa en un acuerdo ministerial respaldado por el Código Orgánico Ambiental del Ministerio de Ambiente, que reconoce esta tecnología como no transgénica. Se anticipa que en un plazo de menos de 7 años se comenzarán a ver resultados concretos de esta iniciativa, lo que podría revolucionar la agricultura sostenible en el país, dijo Zambrano.

Esta nueva guía técnica tiene como objetivo brindar claridad y regulación en el uso de semillas y cultivos obtenidos mediante técnicas de mejoramiento de precisión en Ecuador. Se espera que esta normativa contribuya a la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y garantice los derechos a la salud humana y al ambiente.

El presente acuerdo entró en vigencia a partir de su suscripción y será de cumplimiento obligatorio para todas las personas naturales o jurídicas que trabajen con semillas y cultivos obtenidos mediante técnicas de mejoramiento de precisión en Ecuador.