Ciencia

Un nuevo modelo de auto volador busca imponerse en el mercado

La compañía Terrafugia presentó TF-X, una nueva versión del vehículo

EEUU. Estamos cerca de tener autos que se manejan solos y con diversos sensores que pueden advertir al conductor de posibles obstáculos, pero aún no existen modelos que nos permitan escapar de un embotellamiento como si fuera un helicóptero. Al menos, no en el corto plazo.

En la última década, la compañía estadounidense Terrafugia intentó una y otra vez en desarrollar un prototipo híbrido que combine las prestaciones de ambos mundos: un auto para recorrer calles y rutas junto a una avioneta que le permita surcar los cielos.

El modelo presentado es el TF-X, un vehículo que tuvo diversas versiones y que ahora adquirió un aspecto extravagante y futurista, tras una serie de pruebas realizadas en un túnel de viento para poner a prueba su estabilidad y funcionamiento.

Terrafugia fue fundada en 2006 por un grupo de graduados en aeronáutica y negocios del MIT, y planean lanzar la primera versión comercial de su coche volador para el próximo año, con un costo estimado de 279.000 dólares. (Internet / La Nación)