Internacional

Un local de Burger King, la inusual sacristía del papa Francisco en Bolivia

El Sumo Pontífice se cambió allí antes de ir a la misa en la plaza del Cristo Redentor en Santa Cruz de la Sierra; un grupo de operarios trabajó todo el día para acondicionar el predio.

 BOLIVIA.  La cadena norteamericana de hamburguesas Burger King tuvo hoy un privilegio insólito. Los organizadores de la visita papal pidieron la utilización de uno de sus locales de esta ciudad, el que está ubicado junto al monumento del Cristo Redentor, como sacristía para que el papa Francisco y los 60 obispos que concelebrarán con él, se revistan para la liturgia.

“Para nosotros es un orgullo poder ceder nuestras instalaciones”, dijo el gerente general de Bolivian Foods, Alfredo Troche, dueño de las marcas Burger King y Subway en el país.

Un grupo de operarios trabajó ayer a todo ritmo para cubrir con lonas blancas las promociones de las hamburguesas y las listas de precios, y darle así al local un tono más sobrio acorde con la ceremonia.

Además tuvieron que retirar un cartel publicitario que estaba fuera del edificio y que había quedado muy cerca del altar.

“Todo este predio de 2000 metros cuadrados con capacidad para 200 personas está siendo acondicionado para darle a la ceremonia el respeto que merece”, explicó Troche.

En el estacionamiento del Burger King se colocó también una plataforma donde se ubicarán algunos prelados que concelebrarán junto al pontífice.

“En las próximas semanas vamos a colocar una placa conmemorativa dentro del local. Este es un hecho histórico”, dijo con entusiasmo el gerente general de la empresa. (Internet/ La Nación)