Realidades

Un histórico abandona el barco: Nikon se retira del mercado de las cámaras réflex

Si te gusta la fotografía conoces la marca Nikon. Si no te gusta también conoces la marca Nikon. Este gigante japonés lleva décadas fabricando algunas de las mejores cámaras de fotos del mercado y acaban de anunciar una renuncia histórica.

Hace unos días te traíamos que Nikon estaba trabajando en una cámara compacta que tenía como objetivo conquistar a los creadores de contenido. Ahora nos enteramos de que este es el futuro de la compañía, en detrimento de un segmento clave en la historia de la fotografía.

Según informa el medio Nikkei, el gigante nipón de las óptica y las cámara dejará de fabricar nuevas cámaras réflex de un solo objetivo. De esta forma muere un trocito de los millones de fotógrafos que usan Nikon en su día a día.

La muerte de las cámaras réflex se veía venir desde hace tiempo, ya que las alternativas sin espejo han aumentado la calidad de la imagen al tiempo que ofrecen a los consumidores la opción de utilizar productos más ligeros y pequeños.

Según Nikkei, Nikon seguirá produciendo y distribuyendo sus actuales modelos SLR, pero centrará el desarrollo de nuevos modelos totalmente en las mirrorless (sin espejo, llamadas compactas de forma popular).

Precisamente el mes pasado, Nikon anunció que dejaba de fabricar dos de sus DSLR más asequibles, la D3500 y la D5600, afirmando que quería centrarse más en «cámaras y objetivos de gama media y alta, dirigidos a fotógrafos profesionales y aficionados«.

El año pasado, según Nikkei, Nikon vendió más de 400.000 cámaras réflex, lo que choca con la decisión de retirarse de un mercado tan beneficioso.

Pese a todo, las cámaras compactas les han comido el terreno. Y no solo eso, sino que los propios smartphones han avanzado tanto que suponen una opción real y suficiente para cientos de millones de potenciales clientes.

Canon, el líder del mercado de cámaras réflex, ha hecho una retirada similar de la tecnología, y el año pasado declaró que su EOS-1D X Mark III sería su última cámara DSLR insignia.

Así que, como un castillo de naipes desmoronándose, estamos viendo como el sector al completo está virando hacia esa nueva dirección: cámaras compactas y a luchar contra el mercado smartphone. De momento, las cámaras réflex solo quedarán para las gamas altas.

 

Tomado de Computer Hoy