Tecnociencia

Un estudio de la Universidad de Valladolid afirma que comer torreznos es saludable. Tenemos preguntas

¿Cómo de sanos son realmente los torreznos? Quizás no tanto como estamos oyendo

Interpretar estudios científicos no suele ser tarea fácil. Incluso para quienes nos dedicamos a ello. A veces el mensaje que nos transmiten es un poco más complejo del que nos acaba llegando.

Torreznos sí, torreznos no. Un nuevo estudio sobre los efectos de la salud de las dietas altas en grasas ha puesto al torrezno de Soria en el centro del debate. El estudio recalca que, en determinadas circunstancias el consumo de estas dietas puede no resultar perjudicial para nuestra salud cardiaca.

Lo que sí dice el estudio. ¿Cuáles son estas circunstancias? El estudio señala, por ejemplo que se realizó friendo los torreznos en aceite de oliva virgen extra. Quizás más importante aún, las participantes en el estudio consumieron una dieta también alta en fibra y en combinación con vegetales, en el contexto de lo que describen como una «dieta mediterránea».

La salud cardiaca es importante y muy a menudo el consumo de alimentos grasos se vincula con problemas en este ámbito. Sin embargo, si queremos hablar de la salud en general requiere tener en cuenta otras posibles afecciones relacionadas con la alimentación como la diabetes o incluso el cáncer.

40 participantes. Podemos entender más detalles aún si nos adentramos en la metodología y  del trabajo. El estudio se basó en un grupo de 40 participantes, mujeres convivientes de entre 18 y 90 años de edad. Las participantes fueron divididas en dos grupos de 20 a quienes se les asignó una intervención dietética específica durante 98 días.

Uno de los grupos (el grupo de estudio) recibió una dieta alta en ácidos grasos monoinsaturados y alta en fibra (HMFD); mientras que el otro grupo (grupo de control) recibió una dieta alta en monoinsaturados (HMD).

Por:  XATAKA