Actualidad

Un ente para proteger a las mascotas en Ecuador

La iniciativa busca detener la venta y reproducción indiscriminada de animales, pero también promover la esterilización de mascotas,

Con el fin de proteger a los animales se creará el Observatorio Nacional Respeto a la Fauna Urbana. Este fue inscrito por ocho ciudadanos en el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) para velar por sus derechos en Ecuador.

Se estima que en Quito existen 400 mil  perros, de los cuales más de la mitad están abandonados en las calles. “Queremos poner fin a la indiferencia”, comentó Gabriela Maizel, una de las promotoras del equipo que se encargará de hacer respetar las escasas leyes que amparan a estos seres vivos.

Entre los objetivos del Observatorio Nacional están intentar detener la venta y reproducción indiscriminada de animales, promover la esterilización de mascotas, el rescate de animales en situaciones de riesgo, apoyar a la difusión de eventos, incluir programas de protección animal en mallas curriculares y fomentar festivales de adopción.

La dramática historia que presenció Ramiro Pástor, otro de los promotores del observatorio, fue el puntapié inicial para buscar ayuda y aliados para impulsar el proyecto. Cuenta que cinco cachorros estaban dentro de una mochila para ser vendidos en un mercado en la capital ecuatoriana. La mujer que comercializaba a los animales pateó la mochila en varias ocasiones por la impotencia de no vender ningún animal ese día. Luego decidió ir a un río cercano y botar a los cachorros.

Esa es una de las tantas historias que se registran diariamente en el país.

“Para que el mal triunfe basta con que los hombres buenos no hagan nada” es la frase que guía a los miembros del observatorio, atribuida al escritor y político británico Edmunt Burke. Tras varias reuniones, el plan de crear un organismo para defender a los animales se concretó este jueves con la firma del convenio entre el Estado y los promotores.

¿Dónde denunciar?

El nuevo Código Orgánico Integral Penal, que entró en vigencia el 10 de agosto, incluye sanciones relacionadas a los animales. El artículo 249 castiga con 50 a 100 horas de trabajo comunitario a quien maltrate a un animal. Además, quien cause la muerte de un animal de compañía será sancionado con de tres a siete días de prisión.

También existe una ley de proyección animal que fue enviada a la Asamblea Nacional el año pasado, pero no pasó a segundo debate. Los activistas continúan trabajando para presionar y que esta normativa sea considerada por las autoridades, que en varias ocasiones se han comprometido en apoyar la iniciativa.

Desde el 10 de agosto, varias denuncias ya han sido registradas, aunque según los activistas aún falta organización. Para denunciar casos de maltrato animal puede hacerlo en la Agencia Metropolitana de Control o al COE municipal, llamando al 911. (Andes/La Nación)