Opinión

¡UN CONTRASTE DEPLORABLE…!

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

 

El país entero, se encuentra jubiloso, ¡debido a la hombría de bien que nos están demostrando los jugadores de LA TRI…!

Es una verdadera lección de superación personal -llena de honestidad y esfuerzo propio- la que este grupo de “chicos” nos está dando, desde las lejanas tierras cataríes, ¡ubicadas en pleno Golfo Pérsico…!

Son, el tercer equipo más joven de los 32 en competencia, y empero su juventud, nos están brindando un verdadero ejemplo de aplomo y madurez deportiva singular, e inédito en la historia de nuestro fútbol; al cual lo vemos mejorar y progresar desde hace algunos años atrás, a pasos no solo agigantados, sino también, ¡pasos firmes y en suelo sólido…!

Procesos en clubs trascendentes y base actual de la Selección, que incluyen no solamente la tecnificación y evolución de sus habilidades deportivas, sino también, el de EDUCARLOS EN PARALELO, ha permitido: alejarlos de las drogas, de la vida mundana y del cáncer de optar por el camino del dinero fácil y mal habido.

Estas son, las razones fundamentales, ¡para hoy empezar a cosechar estos logros…! ¡Que lección de madurez deportiva, al NO AMILANARSE ante un revés tempranero…! y sacar lo mejor de sí, mediante la concentración y fe en sus propios recursos…

Esto nos llena de orgullo y sana envidia, pues llegar a ese estado de superación, implica: inteligencia, buena actitud, y, sobre todo, de saberse capaz de hacer las cosas, al haber realizado una preparación seria y honesta, ¡en base al esfuerzo propio…!

Muchos de estos jóvenes ecuatorianos, son parte ya, de equipos trascendentes allende las mares; y otros de ellos -aunque con roce internacional- son parte de equipos menos relevantes, en países “menos pesados”, futbolísticamente hablando, y los menos, crecen dentro del fútbol local…

Sin embargo, lo que queda muy en claro, es que: pasado el mundial catarí, la REVALORIZACIÓN Y POTENCIACIÓN del futbolista ecuatoriano, será notable; y TODOS ELLOS serán merecidamente, buscados y disputados, ¡por grandes clubs y por importantes sumas de dinero…!

¡Muy bien por ellos! Que alegría ver, que gente proveniente de los más humildes y olvidados rincones de la Patria, se hacen de un futuro y fortuna bien habida, de FORMA HONESTA Y LEAL, a la vista de todo el mundo, y como RECOMPENSA DEL ESFUERZO y de un trabajo sacrificado…

¡VAMOS ARRIBA TRI…! ¡A CONSEGUIR EL PASE A OCTAVOS…!

Penosamente, si viramos la cara hacia el ámbito local, y especialmente hacia la política y los políticos que nos dirigen, ¡la REALIDAD ES OTRA… y el CONTRASTE ES BRUTAL…! Contrasta diametralmente, con el ejemplo virtuoso que nos brinda LA TRI…

Nuestra política está CORROMPIDA al máximo nivel, y apesta a lo descompuesto… Está llena de especímenes podridos, clones ávidos de robar lo que NO LES PERTENECE… individuos carentes de patriotismo, de valores morales y de ética en sus acciones…expertos manipuladores taimados de la Ley, a la cual retuercen sin honor ni piedad…

Estamos llenos -y hastiados- de ver a diario, abogaduchos sin principios, defendiendo lo indefendible… legiones de pobres diablos cooptados por el narco negocio, que corrompe y mata a nuestros jóvenes, impidiéndoles soñar con ser parte de LA TRI… y de tantísimas TRIS, que podría haber en todos los ámbitos: culturales, de investigación, de negocios lícitos, de la agroexportación, en fin, ¡de la vida honesta…!

Pero las calamidades, no paran allí… Ahora vemos, con estupor e indignación, PODREDUMBRE en militares antipatria, que ROBAN ARMAS del Estado, para venderlas a criminales que, con ellas, ¡asesinarán a compatriotas inocentes…! ¡Malditos sean, estos mal nacidos…! ¿Dónde está la Ley, para castigar con la MÁXIMA SEVERIDAD a estos despreciables…?

Quien traiciona así A SU PATRIA, no solo merece el repudio de todos… merecería se le aplique la Ley Sharía, por brutal que esta parezca…

¿Dónde se perdió nuestro querido País, para permitir la degeneración de nuestra clase política? ¿Por qué, la virtud y excelencia que demuestra LA TRI es la excepción?

¡No debemos claudicar, en ENTERRAR EL MAL que hoy corrompe a nuestra sociedad…! ¡ESA SERÁ NUESTRA VICTORIA FINAL…!