Economía

Un cable submarino conecta Florida con Ecuador

El cable, denominado Pacific Caribbean Cable System (PCCS), se ha construido en consorcio entre un grupo de cinco operadores, según ha señalado Telefónica.

MADRID. Telefónica Business Solutions, a través de su unidad de negocio de Wholesale, ha participado en el despliegue del cable submarino Pacific Caribbean Cable System (PCCS) con una capacidad de transmisión de hasta 80 Tbps, que une Jacksonville (Florida, EE.UU.) con Manta (Ecuador).

El cable, que se ha construido en consorcio entre un grupo de cinco operadores, entre los cuales se encuentra TELEFONICA (TEF.MC) tiene 6.000 kilómetros de longitud. Además de Florida y Ecuador, el sistema conecta las islas de Tórtola, Puerto Rico, Aruba y Curaçao, así como Cartagena en Colombia, y María Chiquita y Balboa en Panamá.

La multinacional española ha indicado que este cable contribuye a reforzar «considerablemente» la conectividad y la fiabilidad de las comunicaciones, especialmente en la zona del Caribe y Centroamérica.

El consejero delegado de la unidad de negocio Wholesale de Telefónica Business Solutions, Juan Revilla, ha indicado que el PCCS ayuda a la compañía a dar un «mejor» servicio a los clientes en términos de capacidad, seguridad y diversidad de la red. «Este proyecto es una muestra más del compromiso de Telefónica con América Latina y de nuestra apuesta por el crecimiento social y económico en esta región», ha añadido Revilla.

La red internacional de Telefónica cuenta con más de 65.000 kilómetros de fibra óptica desplegada sobre infraestructura terrestre y submarina conectando Estados Unidos, América y Europa. Este nuevo cable incrementa la conectividad y la disponibilidad de servicios de banda ancha para hacer frente a la demanda de trasmisión de datos generada por los clientes corporativos, operadores de telecomunicaciones, empresas de Internet, y consumidores a los que sirve Telefónica.

También contribuirá a reducir el riesgo de interrupciones y una mayor flexibilidad para acoger múltiples velocidades de transmisión de datos.

Este cable se une a las infraestructuras de Telefónica en la región, reforzando la conectividad y la fiabilidad de las comunicaciones, especialmente en la zona del Caribe y Centroamérica. En concreto, uno de sus principales activos es el sistema de cable submarino en forma de anillo ‘Sam-1’ de 25.000 kilómetros de longitud desplegado en el año 2000, que conecta Estados Unidos, Centroamérica y Suramérica. Otro de los cables con los que Telefónica cuenta en la región es el que une Uruguay con Las Toninas (Argentina). (El Economista/Efe/Do/La Nación)