Opinión

¡UN “ARTISTA” QUE RINDE HOMENAJE A LA DIARREA…!

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

 

Ha sido usual en la historia del arte, que los artistas excelsos, hayan podido desarrollar su singular genio, a la vera de reyes, nobles o adinerados gentiles hombres, que, invirtiendo en su manutención, lograron que estos, creen excepcionales obras de arte, que perduran para deleite de la humanidad, a través de los siglos…

Los casos más emblemáticos, son tal vez, el mecenazgo de la familia Médici al genio  Michelangelo di Lodovico Buonarroti, al igual que lo hicieran varios de los Papas romanos de esa época, producto de lo cual nos ha quedado para la posteridad, obras como el fresco de la Capilla Sixtina, o las inigualables esculturas del Moisés, La Piedad, o el gran David de Miguel Ángel…

Quito -la muy Noble y muy Leal ciudad franciscana, fundada en 1534 por los conquistadores españoles- se convertiría a través de los siglos, en un VERDADERO RELICARIO del arte colonial español en América; que acrecentado por la sensibilidad y genio de los artistas indígenas de Quito, en aquellos ya lejanos años, produjeron obras INIGUALABLES DE ARQUITECTURA ESPAÑOLA, como son: La Iglesia de la Compañía de Jesús, El Convento de San Francisco incluyendo a la Capilla de Cantuña, el gran Convento de Santo Domingo, el Claustro de La Merced, y muchísimos otros más…

Lo propio sucedió con la creación de la INIGUALABLE ESCUELA QUITEÑA DE ESCULTURA, con Legarda y Pampite como sus más excelsos representantes; así como fueron, en el campo de la pintura, el célebre Miguel de Santiago o Nicolás Javier Goríbar, solamente para mencionar algunos…

Pasados muchos años -en el año 1978- la UNESCO, organismo mundial que engloba la CULTURA en el planeta, galardonó a Quito, como primer PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD, junto a la maravillosa ciudad polaca de Cracovia, terruño de San Juan Pablo II…

Parecería ser, que todo este enjambre de historia y de gloria cultural que adorna merecidamente a NUESTRA HERMOSA Y ÚNICA CIUDAD COLONIAL, no es mérito suficiente, para que ADVENEDIZOS que se creen “artistas”, a la vera de un  trasnochado Alcalde, con delirios de mecenas del medio evo, IGNOREN LA DIMENSIÓN Y VALÍA HISTÓRICA de la ciudad que intenta dirigir…

El permitir, que SE EXPERIMENTE ATREVIDAMENTE CON EL CENTRO COLONIAL DE QUITO, de una manera burda, y desaprensiva, al pintar sus calles, pasajes y escalinatas tradicionales, ¡con un! ¡COLOR OCRE BRILLANTE, QUE EMULA A UNA MAGNÍFICA DIARREA Y DIARREA MENTAL…! no tiene perdón y debe merecer el RECHAZO unánime de todo quiteño digno…!

¡Qué derecho tiene el señor Pabel Muñoz, para permitir que este apadrinado gratuito de su amorfa alcaldía (Felipe Escudero) EXPERIMENTE CON BRUTALIDAD ATREVIDA, ¡con el irrepetible entorno urbano de Quito…!

Aparte de la torpeza que reviste esta “diarrea generalizada”, los peatones se quejan del peligro de haber tornado las calzadas en una superficie peligrosa, ¡por resbalosa…!

Y también, de que al circular de día, bajo el canicular sol de Quito, tienen que caminar literalmente con gafas, pues el reflejo hace imposible, abrir los ojos al caminar…!

¡El Concejo Metropolitano -que parece NO SERVIR PARA NADA- debe tomar cartas en el asunto, y detener esta atrevida idiotez…!

Experimento entregado sin control, a manos de un “artista” -ilustre desconocido- que demuestra no tener idea de una materia llamada Teoría del Color, y peor aún, de su aplicación y uso -falto de todo tino- dentro del espacio urbano…

!NADIE y eso incluye al despistado burgomaestre Muñoz, TIENE EL DERECHO DE METERLE LA MANO por sí y ante sí… al histórico Centro Colonial de Quito ! y peor aún, de volverle motivo de burla…

!Habrá que ver, si este “encargo artístico” no responde a compadrazgos de la Revolución Ciudadana, incluyendo un “suculento acuerdo” de compra masiva de pintura COLOR DIARREA, ¡a algún amiguito proveedor de la RC5…!

Ya hace un par de años, la coideario de Pabel Muñoz, destrozó el Ed. del Consejo Provincial de Pichincha -obra que fue Premio Ornato- para entregarle a otro “artista amiguito” la realización de un mural, que solamente es ejemplo de: lo burdo, ¡lo grandote y lo feo…! a su imagen y semejanza…! botando de paso, ¡medio millón de dólares de nuestros impuestos…!

Si se une esta bazofia artística, al intento de venta del espacio urbano anexo al Hotel Quito -patrimonio de la ciudad- la pregunta que cabe para el señor Muñoz es:

¿Está usted intentando, TERMINAR DELIBERADAMENTE con la grandeza de Quito…?

! Basta ya de “experimentar” con La Carita de Dios, … saquen ya sus burdas e incultas manos, del Patrimonio de esta ciudad…que NO LES PERTENECE…! y póngase a trabajar en algo serio, pues de obra trascendental para Quito! va en cero, y ya se “ha comido” un año de gestión…!