Deportes

Un adiós anunciado para Deportivo Quito

El equipo quiteño jugaría su último partido en la sería A del fútbol ecuatoriano, en Machala, ante Emelec.

QUITO. El domingo fue un golpe en la historia de Sociedad Deportivo Quito. Tras 35 años en la primera división, bajó a segunda categoría, tras acumular varios años de fracasos y de peleas internas que lo sumieron en una crisis económica, debido entre otros factores al incremento presupuestario tras los títulos de 2008, 2009 y 2011. Así el equipo ‘chulla’ descendió por sexta ocasión.

Richard Calderón, jugador que decidió enfrentar el domingo a Liga de Loja junto a un grupo de reserva, comentó que la dirigencia no tuvo nada que ver en la medida que tomó junto a compañeros como Juan Diego Rojas, Jairon Bonnet, entre otros.

“Para nada, se habló de que íbamos a jugar, no me arrepiento de nada, si van a tomar medidas (el resto de la plantilla) será de acatarlo”, dijo en primera instancia el jugador, quien admitió que su “familia está destrozada” por el descenso del equipo quiteño.

El cuadro chulla desciende a la Serie B luego de 36 años de estar en la A. El club capitalino, que posee cinco títulos en total, obtuvo tres en los últimos siete años (2008, 2009 y 2011).

“Ahora tenemos una reunión. Esperamos tomar medidas que vayan a ayudar al grupo, al plantel y que el Quito termine de pie. El profe (Carlos Sevilla) nos pidió que no viajáramos, primero aceptó y luego dijo que no, la directiva no tuvo nada que ver con nuestra decisión”.

A tres fechas del final, es decir 9 puntos por disputarse ante Independiente del Valle, El Nacional y Emelec, el elenco de la Plaza del Teatro tiene una diferencia de 12 puntos con los puestos de salvación por lo que matemáticamente no puede aspirar a mucho más en la campaña.

Por su parte, el técnico Carlos Sevilla, quien está mañana confirmó su salida del equipo azulgrana, resaltó que “hay que sentarse a dialogar para rescindir el contrato de mutuo acuerdo porque en situaciones así no se pueden trabajar”.

Además, el entrenador, de forma indirecta, responsabilizó a la dirigencia y la falta de recursos para que el Deportivo Quito sea el primer equipo descendido. “En estas circunstancias nosotros tratamos de salir adelante pero los señores dirigentes no pudieron, no tuvieron los recursos”. (DO/La Nación)