Economía

Último crédito chino compromete venta de petróleo por cinco años

Tras un año de espera, intensas negociaciones y viajes al país asiático, el Ministerio de Finanzas anunció el 22 de enero de este año, que el Ecuador concretó un préstamo a cinco años plazo, con el ICBC.

QUITO. Según una nota publicada por diario El Comercio, el Gobierno ecuatoriano accedió a un millonario crédito chino, el cual fue firmado en enero de este año y desembolsado en febrero, luego de firmar un contrato comercial relacionado con venta de petróleo. Este contrato sería  el primer préstamo importante de ese país, en términos de monto, desde enero del 2015.

Pero este financiamiento que prometió el gigante asiático por $ 7.000 millones, no pudo ser concretado -el año pasado- por problemas operativos en Ecuador y en China. Así lo reconoció el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, en diciembre del año pasado.

El 22 de enero de este año, luego de intensas negociaciones y viajes al país asiático, el Ministerio de Finanzas anunció, mediante comunicado de prensa, que el Ecuador concretó un préstamo de $ 970 millones, a cinco años plazo, con el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC).  Los recursos se esperaban en dos tramos: $ 820 millones de inmediato y posteriormente otros $ 150 millones.

Al respecto, el socio de Fabara & Compañía, Diego Ramírez, quien actuó como abogado externo de ICBC para el crédito firmado con el Gobierno ecuatoriano, dijo que se trata de un préstamo relacionado con compra- venta de petróleo. Este tipo de operaciones se denomina internacionalmente como facilidad petrolera.

Mientras que el estudio jurídico Hogan Lovells, que asesoró a Petroecuador y a Finanzas en esa operación, mediante un comunicado de prensa emitido el 3 de febrero pasado detalló el préstamo con el ICBC, “en relación con la línea de crédito, Petroecuador entró en un contrato de compraventa de crudo con Petrochina, en el cual Petroecuador venderá crudo a Petrochina a precios de mercado durante cinco años”.

Ante ello, Petroecuador indicó a diario El comercio que “el 22 de enero del 2016, se suscribió el contrato comercial entre la Empresa Pública de Hidrocarburos del Ecuador, EP Petroecuador y PetroChina Internacional Company Limited para la compraventa de petróleo crudo Oriente y Napo, en condiciones FOB Incoterms 2010, con una vigencia aproximada de cinco años”.

La operación contempla “la provisión de 76 320 000 barriles, con una estructura comercial en la que se entrega el petróleo crudo a precio de mercado conforme el día de carga. Los valores de facturación de la compraventa de crudo ingresan de Petroecuador a la cuenta única del tesoro”.

La petrolera ecuatoriana defendió que “el contrato comercial cumple con todos los términos y condiciones que el mercado internacional de hidrocarburos lo exige, atado a una fórmula de precio de mercado al cual se adiciona un premio de $ 0,25 por barril”.

Entonces, es preciso señalar que los primeros $ 820 millones de esa operación ya ingresaron al Presupuesto General del Estado -finales de febrero pasado-, las cuales fueron registradas en la cuenta Transferencias y Donaciones de Capital, donde, según Herrera, constan ingresos no permanentes, entre ellos petroleros.

Para este año se había proyectado inicialmente $ 634 millones en esta cuenta. No obstante, hasta el 17 de marzo del presente año ya ingresaron $ 1.148 millones, según la página web de Finanzas.

Consultado sobre las causas de este incremento, ya que el Estado no había contemplado recibir ingresos petroleros debido a la baja del precio del crudo, el 8 de marzo el Ministro de Finanzas dijo: “puede ser venta de activos”.

Según el boletín de deuda pública de febrero pasado, que consta en la página web de Finanzas, el objeto del crédito con el ICBC es financiar proyectos y/o programas prioritarios en el Ecuador. El documento señala que el deudor del crédito es la República del Ecuador y como ejecutor consta Petroecuador.

La tasa de interés es la Libor a tres meses más 6,2%. La amortización y pago de intereses es trimestral y no constan años de gracia. “La transacción proporciona una significante fuente de liquidez para Ecuador, en condiciones favorables, en circunstancias difíciles del mercado debido a los bajos precios del petróleo”, anotó Hogan Lovells, en su comunicado de prensa. (VCV/El Comercio/La Nación)