Internacional

UE se divide sobre Ucrania y Gaza en cumbre clave

BRUSELAS,  Los líderes de la Unión Europea (UE) lidiaron con divisiones en cuestiones críticas durante una reunión de dos días del Consejo Europeo, y fallaron en lograr un acuerdo unánime sobre la ayuda financiera a Ucrania y el llamado a un alto el fuego humanitario en la Franja de Gaza.

La reunión, que comenzó el jueves, se centró principalmente en la ampliación de la UE, un paquete de financiamiento de 50.000 millones de euros (54.000 millones de dólares) para ayudar a Ucrania y en el conflicto de Gaza.

El resultado más destacado fue la apertura de las negociaciones de adhesión con Ucrania y Moldavia. La UE también concedió a Georgia el estatuto de país candidato y acordó iniciar las negociaciones de adhesión con Bosnia y Herzegovina una vez alcanzado el grado necesario de cumplimiento de los criterios de adhesión.

Sin embargo, la UE enfrentó discordias internas, ya que el acuerdo para iniciar las conversaciones de adhesión de Ucrania no fue unánime. La UE pasó por alto las objeciones del primer ministro húngaro, Viktor Orban, haciéndole abandonar la sala.

Orban anunció en la plataforma de las redes sociales X que Hungría no desea participar en la «mala decisión» y se mantuvo al margen, aunque también vetó una propuesta de asignación de 50.000 millones de euros del presupuesto de la UE a Ucrania. Sugirió que la UE vuelva a tratar el tema el año que viene en la reunión del Consejo Europeo, luego de una preparación adecuada.

Rusia afirmó que la decisión de la UE está absolutamente politizada. «Las negociaciones para ingresar en la UE pueden durar años o décadas. La UE siempre ha tenido criterios estrictos para la adhesión y es obvio que por el momento ni Ucrania ni Moldavia cumplen estos criterios», señaló el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

En cuanto a la situación en Medio Oriente, los miembros de la UE llevan mucho tiempo divididos sobre la cuestión Israel-Palestina. Austria y Alemania están entre los partidarios de Israel, ya que sus dirigentes han visitado Israel para mostrar su solidaridad, mientras que España e Irlanda a menudo muestran empatía por el pueblo palestino.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, indicó que Irlanda insiste en un alto el fuego en Gaza, y subrayó que la falta de una postura unificada de la UE sobre el conflicto palestino-israelí repercute en su reputación mundial.

«Hemos perdido credibilidad ante el Sur Global, que en realidad es la mayor parte del mundo, por lo que se percibe como un doble rasero», dijo Varadkar, «y hay verdad en ello, francamente».

«La matanza de civiles inocentes realmente tiene que parar», dijo el primer ministro belga, Alexander De Croo, quien añadió que la UE debe unirse si quiere desempeñar un papel serio en el conflicto.

Fuente: XINHUA