Internacional

Ucrania acusó a Rusia de “terror deliberado” y pidió a Turquía que detenga un barco con toneladas de cereal robado

El presidente Volodymyr Zelensky denunció el “terror ruso intencionado” a última hora del viernes, después de que los ataques con misiles mataran al menos a 21 personas cerca del puerto de Odessa y golpearan la ciudad sureña de Mykolaiv, donde el alcalde informó de más explosiones a primera hora del sábado.

Un jefe de seguridad ucraniano calificó el ataque cerca de Odessa como una represalia por la retirada de Rusia de la pequeña pero estratégica Isla de la Serpiente“Los ocupantes no pueden ganar en el campo de batalla, así que recurren a la vil matanza de civiles”, dijo a los periodistas. Mientras que el Kremlin negó haber atacado a civiles, Kiev dijo que un niño de 12 años murió en el ataque que alcanzó un bloque de apartamentos y un centro de recreación.

Al menos 21 personas murieron el lunes en un ataque aéreo de Rusia contra un centro comercial en la ciudad central ucraniana de Kremenchuk, según informó el sábado el Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania.

Los trabajadores terminaron de retirar los escombros el sábado de la explosión en el centro comercial Amstor y encontraron 29 fragmentos de cuerpos, dijo la agencia de respuesta a emergencias. Más de 65 personas resultaron heridas, de las cuales 26 fueron hospitalizadas, dijo.

El ataque a un centro de la vida civil cotidiana se produjo durante una escalada de los ataques con misiles rusos en toda Ucrania y subrayó la urgencia de las peticiones de Ucrania para que los países occidentales envíen armas más avanzadas. Los testigos del ataque al centro comercial describieron escenas de “infierno” tras la explosión.

Hablando por videoconferencia con los líderes de la OTAN en una cumbre en Madrid, Zelensky pidió sistemas de artillería más modernos y otras armas para ayudar a repeler las fuerzas de invasión rusas y contrarrestar los ataques aéreos.

Ucrania ha pedido a Turquía que detenga un buque de carga de bandera rusa que, según dijo, había zarpado de Berdyansk, un puerto ocupado por Rusia en el Mar de Azov, con destino a Karasu, en la costa turca del Mar Negro, cargado de grano ucraniano. Millones de toneladas métricas de grano esperan ser exportadas desde Ucrania, mientras Rusia bloquea las rutas marítimas y los países más pobres soportan el peso de la escasez y el aumento de los precios.

El buque Zhibek Zholy transporta 4.500 toneladas métricas de grano que pertenecen a Ucrania, dijo Oleg Nikolenko, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en Kiev. Según la fiscalía general ucraniana, el cargamento total es de 7.000 toneladas métricas. La demanda de Ucrania de que Turquía detenga el barco fue reportada por primera vez por Reuters.

Yevgeny Balatski, el gobernador pro-Moscú de las partes de la región de Zaporizhzhia ocupadas por Rusia, anunció el jueves la salida del primer barco mercante de Berdyansk desde la invasión rusa de Ucrania, sin nombrar al buque.

Los datos de rastreo del buque mostraron que éste ancló frente a Karasu el viernes por la noche. De momento, las autoridades turcas no han hecho ningún comentario. La fiscalía general ucraniana pidió a Turquía que “realizara una inspección de este buque marítimo, incautara muestras de grano para su examen forense y exigiera información sobre la ubicación de dicho grano”.

Se calcula que 20 millones de toneladas métricas de grano esperan ser exportadas desde Ucrania, bloqueada por el control ruso de las rutas marítimas del Mar Negro. Los precios mundiales de los alimentos han subido como consecuencia, y los países más pobres se han visto especialmente afectados. El suministro de alimentos del mundo “ha sido literalmente rehén de los militares rusos”, dijo el Secretario de Estado Antony Blinken en las Naciones Unidas en mayo.

Por otra parte, el ministro de Asuntos Exteriores finlandés, Pekka Haavisto, afirma que la guerra en Europa es una posibilidad, y que las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania significan que la nación nórdica no puede mantener su antigua política de no alineamiento militar.

“Por supuesto que es una posibilidad”, dijo el viernes a la CNN sobre la perspectiva de que el conflicto en Europa se amplíe más allá de Ucrania. “Por eso es tan importante apoyar a Ucrania en este momento, porque si Ucrania está perdiendo, entonces esto… puede extenderse a otros países”.

Mientras refuerza su frontera con Rusia, Finlandia está tratando de unirse a la OTAN en un cambio tectónico provocado por la invasión de Ucrania el 24 de febrero y que alargaría las fronteras de la alianza militar occidental con Rusia. Funcionarios estadounidenses y europeos se han movido para acelerar la adhesión de Finlandia y Suecia, que también lo solicitaron, aunque los planes se han enfrentado a los obstáculos de Turquía, miembro de la OTAN.

“Para nosotros, la adhesión a la OTAN, el apoyo comenzó a partir del 24 de febrero, cuando vimos que la arquitectura de seguridad de Europa se ha roto”, dijo Haavisto sobre la solicitud de su país a la OTAN. “Esta arquitectura de seguridad no puede evitar la guerra en Europa”.

Fuente: INFOBAE