Opinión

UBIQUESE EN LA REALIDAD VIRGINAL MINISTRO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

El ministro de Gobierno, en nuestro país, equivale a un Primer Ministro o también a Ministro de la Política, como en otros países; queriendo justificar los constantes errores y los pocos aciertos de un gobierno de incapaces e infiltrados, que con una salida infantil intenta salir del problema justificando la dificultad de encontrar VÍRGENES y me imagino que se olvidó de mencionar a los SANTOS para que hagan política en un gobierno descompuesto desde sus inicios y con incoherencias frecuentes.

Como es de suponer parecería que el actual presidente todavía no cae en cuenta que manejar un banco de su propiedad, es totalmente diferente que manejar una república de diez y ocho millones de habitantes con ideas, costumbres y creencias diferentes.

Evidentemente el presidente es imposible que sea Virgen, pero si es posible que tampoco sea ningún santo. En la actual, su principal contrincante es un prófugo de la justicia con sentencia ejecutoriada que se llevó el santo y la limosna, pero hasta hoy, después de catorce meses, poco o nada ha hecho para por lo menos intentar extraditarlo y peor recuperar lo que se llevaron, gobierna con sus allegados, lo financió en la primera campaña electoral y otras cosas más.

Según declaraciones del ministro de Gobierno lo único que le queda como mecanismo Constitucional es la Consulta Popular, que a mi modesto criterio, en las condiciones virginales actuales, sería casi imposible un triunfo, que sería el motivo para que presente su renuncia al cargo.