Opinión

Twitter y el innombrable

Ricardo Bada

Diario El Espectador de Colombia

El nuevo así llamado presidente de los USA es posiblemente la peor elección que hayan hecho los USAnos en toda su Historia, pero los humoristas les estamos súper agradecidos porque nos han dado la tarea hecha para, en principio, cuatro años. Hay ya cantidad de vídeos europeos, y no europeos, que le tienen como protagonista empeñado en ponerse en ridículo cada vez que abre su bocaza. Y en su territorio favorito, la red social Twitter, su nombre es un infalible blanco (claro, no podía ser un negro) para los tiradores con arcos y flechas mojadas en el mortal curare del humor. Les copio una breve selección de tuits escritos directamente en castellano:

Cuando despertamos, el trumposaurio todavía estaba ahí. ¿Veremos pronto las nuevas emisiones de dólares con la leyenda “In God we Trump”?  La Casa Blanca dizque habilitará desde el 20.1. un servicio gratuito de cinturones de castidad para las turistas y empleadas.¡Pobre Trump! ¡Tan cerca de la Casa Blanca y tan lejos de las cuevas de Altamira! Fidel Castro ha muerto a destiempo de poder cambiar su viejo slogan por uno más cierto: CUBA, TERRITORIO LIBRE DE TRUMP. Trump se distancia del ejemplo de Calígula, no piensa nombrar ministro al elefante mascota del Partido Republicano. Igual que los maridos cornudos, los últimos en enterarse serán los gringos: de que su nuevo presidente es un infantiloide. Desde Berlusconi no se conocía un payaso semejante al que te dije. Pero B. era inocuo. Nos esperan cuatro años de humor. Negro.

Luego de insultar a la Justicia como lo hizo, al infantiloide que te dije sólo se le debe llamar the so–called president. Y los que siguen son traducidos por mí del alemánTrump ya estuvo mirando, en su visita a la Casa Blanca, dónde va a colgar en enero su calendario Pirelli.  En una remake del clásico, antes de subir al avión Victor Laszlo se entera de que ganó Trump y decide quedarse en Casablanca. ¿Que los rusos tienen “material secreto comprometedor” sobre Trump? A mí me basta su cuenta pública en Twitter.A partir de ahora las declaraciones de guerra van a hacerse vía Twitter.

A decir verdad no entiendo para nada el lenguaje por señas que usan los sordomudos. Pero cuando el locutor del telediario dijo “el veto migratorio de Trump”, vi que la intérprete por señas se llevó las manos a la cabeza. “¿Dónde está la pinche tarjeta con el código nuclear?” “Se la llevó Melania al ir de shopping”.

A la gente seria y/o sin sentido del humor, esta columna puede que le parezca trivial, pero a mi juicio hay en ella más trabajo reflexivo de las neuronas que en todos los discursos, sin exceptuar ninguno, del así llamado presidente. ¡Pobre tipo, no quisiera estar en su piel!

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.