Economía

Turismo comunitario tiene impulso en Orellana

Comunidades autóctonas de Francisco de Orellana promocionan sus lugares turísticos y también su cultura.

FRANCISCO DE ORELLANA.- Aprovechar los recursos naturales, culturales y ancestrales es una forma de recuperar la identidad y fomentar fuentes de trabajo. Con esa visión, las parroquias Taracoa y Dayuma, del cantón Francisco de Orellana, presentaron propuestas y paquetes turísticos comunitarios con el apoyo del Ministerio del ramo.

Por estar ubicado en una zona bastante llamativa, estas dos poblaciones tienen objetivos similares, como dar a conocer las tradiciones ancestrales de las nacionalidades Shuar y Waorani para compartir sus experiencias con los turistas que visiten estos sectores en la Amazonia ecuatoriana.

Todos estos sitios están rodeados por áreas selváticas, y en la mayoría se conservan pequeños bosques primarios en donde se encuentran árboles y plantas nativas y muchas especies en peligro de extinción que ahora serán son conservadas. Además de realizar caminata en la selva, una expedición espeleológica, o para lanzarse en kayak o balsa aguas abajo por uno de los muchos ríos que pasan cerca de la ciudad.

Aquí, los 22 integrantes de la nacionalidad Shuar, agrupados en la comunidad Atahualpa de la parroquia Taracoa, iniciaron en enero del 2014 el proyecto de desarrollo turístico que busca integrar a toda la comunidad para mejorar su calidad de vida y proteger el medio ambiente.

De la misma manera, en la comunidad Nanpaweno, de la parroquia Dayuma, las comunidades Miguaguno, Yawempare y Tobeta se juntaron para delinear los objetivos de su emprendimiento turístico que permita difundir la cultura Waorani y se refleje en el mejoramiento socioeconómico y ambiental de sus residentes.

Los proyectos de turismo comunitario cultural que tienen un 50% de su ejecución, se construyen con recursos económicos propios de las comunidades, con la asesoría técnica y legal que brinda el Ministerio de Turismo, a través de la Coordinación Zonal Dos, para que en los emprendimientos se apliquen normas de calidad y seguridad.

Luis Yankuam de la comunidad Shuar Atahualpa expresó que continuarán con el proyecto y esperan muy pronto recibir los primeros turistas. “Queremos rescatar la cultura, ahora nuestros jóvenes tienen vergüenza de hablar nuestro idioma”, expresó.

Al poner en práctica los emprendimientos, las comunidades mencionadas expondrán ante los turistas su danza, música, gastronomía, técnicas de cacería y elementos propios de su convivencia diaria que se conjugarán con recorridos por senderos guiados nativos, quienes explicarán a los turistas sobre las bondades de la naturaleza que les rodea. (DO/Ministerio de Turismo)