Ciencia

Tu reloj decidirá si alguien te gusta midiendo tus pulsaciones cardíacas

Una nueva utilidad para Tinder elegirá a las personas que atraen al usuario del Apple Watch en función de los latidos de su corazón.

EEUU. Ir donde el corazón te lleve. Es lo que pretende una nueva variación para quienes llevan un reloj inteligente y usan Tinder, la aplicación más famosa para ligar con contactos del entorno físico del usuario, que les dejan manos libres y se guía por el sensor cardíaco del reloj para elegir pareja dejando fuera de la ecuación al cerebro y a la razón.

Llamada provisionalmente Hands-Free Tinder (Tinder Manos Libres) —un nombre que tendrán que modificar cuando salga al mercado—, la app funciona midiendo la frecuencia cardiaca cuando el usuario mira las fotos de Tinder: si una cara le provoca una sacudida del pulso cardíaco, la app la incluye entre las favoritas. Y, por el contrario, las caras dejan al usuario —a su corazón— frío como un témpano de hielo son mandadas al limbo de Tinder, de donde nunca volverán a salir. La innovación es obra de la agencia T3 y en su desarrollo no ha tomado parte la propietaria de la aplicación para ligar.

Con esta aplicación habrá un criterio más objetivo –la frecuencia cardiaca— a quien culpar si la relación no va a buen puerto. El usuario se limita a mirar una foto y es el corazón, tal y como ha enseñado la literatura romántica, quien decide. Tinder manos libres da muestra, además, del esfuerzo de los desarrolladores por adaptar las aplicaciones de éxito al mundo de los wearables, y concretamente, la universo del Apple Watch y otros relojes inteligentes.

A pesar de los esfuerzos, Apple no ha conseguido que Facebook adapte su red social a la pantalla mínima de su reloj. Según The New York Times, la compañía de Mark Zuckerberg ha estado estudiando cómo adaptar su hilo de fotos, vídeos y publicaciones al reloj de Apple pero no acaba de encontrar la fórmula. Tampoco la han encontrado aún Snapchat ni Google para Gmail, lo que alugnos interpretan como un signo del escepticismo que invade a buena parte de la comunidad de desarrolladores acerca del nuevo dispositivo de Apple.

Apple Watch contaba con 3.000 aplicaciones nada más — cuando abrió la App Store en 2008, solo había 500 disponibles para el iPhone—, pero, según las cifras de la consultora App Annie, solo cinco de las 20 aplicaciones más populares en Estados Unidos tienen versión para el reloj inteligente. El resto espera. Unos a ver si el Apple Watch es un éxito o todo lo contrario. Otros a encontrar una fórmula que le permita adaptar sus servicios a una pantalla minúscula a la que se le presupone vida propia.

Además de la pantalla pequeña (solo 3,30 por 4,19 centímetros), otra limitación es que en esta primera versión del software las apps son totalmente dependientes del teléfono, lo cual limita su funcionamiento. (Internet/La Nación)