Internacional

Trump retoma el estilo populista al no hallar una fórmula ‘segura’

Tras caer en los sondeos, Donald recurre a la estrategia que le dio la nominación

NUEVA YORK. Frustrado con su problemática candidatura, Donald Trump ha puesto sus esperanzas presidenciales en una apuesta arriesgada: que el estilo despreocupado y el populismo ardoroso con el que ganó la nominación republicana le dé una mejor oportunidad de llegar a la Casa Blanca que unir a su partido y hacer campaña ante votantes moderados, en medio de su continua caída en los sondeos hacia las presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

Trump subrayó esa convicción con una reestructuración de personal en los niveles más altos de su oficina de campaña, la segunda vez que hace cambios en los últimos dos meses. El magnate eligió a Stephen Bannon “un combativo ejecutivo de medios conservador sin experiencia en campañas presidenciales” para que sea su director general de campaña.

La encuestadora Kellyanne Conway, quien conoce a Trump hace años y ganó su confianza durante el breve lapso que trabajó con el empresario, será su jefa de campaña.

Los movimientos buscan, en parte, marginar al presidente de campaña Paul Manafort, un operador republicano de larga trayectoria que presionó a Trump para que moderara su tono y mejorara relaciones con funcionarios republicanos escépticos a su candidatura. Al romper con esa estrategia, parece que Trump está decidido a terminar la contienda en sus propios términos, gane o pierda.

Los cambios llegan apenas dos días después de que Manafort fuera acusado por el diario The New York Times de recibir durante seis años casi 13 millones de dólares procedentes de un partido prorruso en Ucrania.

6 de septiembre

Primer debate presidencial

Los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump se verán por primera vez las caras en un debate en Dayton, Ohio. La acción electoral regresará a uno de los estados más visitados por los candidatos durante una campaña por la presidencial. Este debate puede resultar definitivo para consolidar las opciones de un candidato. Los nominados se verán las caras dos veces más antes de la votación.

Soldado musulmán caído le cobra factura

A menos de 90 días de la elección, la campaña de Donald Trump es cuestionada, luego de una serie de errores que llevaron incluso a miembros de su propio partido a rogarle que retirara sus intempestivas declaraciones.

Las críticas de Trump a la familia de un soldado de origen musulmán caído en Iraq son vistas por muchos analistas como una monumental metida de pata y un punto de inflexión en la ardua carrera hacia la presidencia.

Según un sondeo de NBC News/Survey Monkey, Clinton lleva ventaja de seis puntos a Trump, 43% contra 37 por ciento.

La confianza en Trump se erosiona también entre inversores, según un sondeo de Bloomberg Politics/Morning Consul. En julio 42% de los votantes que tienen activos en bolsa consideró que sus valores serían más rentables si el republicano gana la presidencia, contra 50% en junio. (El Informador/La Nación)