Internacional

Trump desafA�a a sus aliados con salida del acuerdo nuclear iranA�

El Presidente de EE. UU. calificA? como a�?podridoa�? el pacto y anunciA? restablecimiento de sanciones.

Lo venA�a diciendo desde hacia meses y pocos esperaban un cambio de parecer. Pese a ello, la decisiA?n de ayer del presidente de EE. UU., Donald Trump, de retirarse del acuerdo del 2015 a��logrado de la mano con Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia y Chinaa�� que puso un fin temporal a las ambiciones nucleares de IrA?n a cambio del levantamiento de sanciones, causA? desazA?n a nivel mundial por sus peligrosas implicaciones.

Trump, quien hablA? desde la Casa Blanca, anunciA? de paso el restablecimiento del rA�gimen de sanciones econA?micas que EE. UU. habA�a suspendido desde que se firmA? el pacto. a�?No es posible prevenir que IrA?n adquiera un arma nuclear bajo la estructura de este podrido y decadente acuerdoa�?, dijo el Presidente tras reiterar que TeherA?n ha incumplido sus promesas y no ha cesado los planes de adquirir un arma nuclear.

Este comentario causA? sorpresa, pues en las A?ltimas semanas los secretarios de Defensa y Estado y el director nacional de Inteligencia de EE. UU. testificaron ante el Congreso que TeherA?n estarA�a cumpliendo con las lA�neas generales del acuerdo, algo que tambiA�n ha dicho la ONU, encargada de la verificaciA?n, y los aliados europeos.

Pero Trump insistiA? en que el rA�gimen iranA� ha estado engaA�ando a la comunidad internacional. a�?No seremos objeto de un chantaje nuclear. EE. UU. ya no hace amenazas vacA�as. Cuando yo hago una promesa la cumploa�?, afirmA?.

Desde IrA?n, el presidente HasA?n Rohani afirmA? que su paA�s mantendrA? conversaciones con los otros cinco paA�ses que firmaron el acuerdo y agregA? que TeherA?n podrA�a reanudar el enriquecimiento de uranio a�?sin lA�mitesa�?. Rohani tambiA�n asegurA? que respetA? todos sus compromisos en el marco del acuerdo. a�?Hoy vemos quA� paA�s no respeta sus compromisos internacionalesa�?, seA�alA?, al referirse a EE. UU.

Trump, no obstante, dejA? una puerta abierta al indicar que mientras se restablece el rA�gimen de sanciones contra IrA?n estA? dispuesto a continuar negociando con los aliados europeos un nuevo acuerdo que se ajuste a sus exigencias.

La principal queja de Trump, que ha catalogado el acuerdo como el peor de la historia, es que las provisiones que hoy le impiden a IrA?n el enriquecimiento de uranio expiran en el 2025.

AsA� mismo, que se le haya permitido a TeherA?n continuar con el desarrollo de misiles balA�sticos, su interferencia en conflictos regionales como en el de Siria y Yemen y el apoyo de grupos terroristas. En el corto plazo, la re- imposiciA?n de sanciones probablemente se traducirA? en un alza de los precios del petrA?leo, que ya vienen disparados desde comienzos de aA�o, y un golpe a las multimillonarias inversiones que han hecho en este paA�s empresas como General Electric.

Este martes, el Departamento de Tesoro de EE. UU. seA�alA? que las sanciones contra IrA?n entrarA?n en vigor entre agosto y noviembre. Dentro de 90 dA�as, el 6 de agosto, volverA?n a imponerse las sanciones a las compras de billetes de dA?lares de EE. UU. por parte del Gobierno de IrA?n, a la adquisiciA?n de deuda iranA� y al comercio de oro y otros metales preciosos, entre otros.

Tras un segundo plazo de 180 dA�as, que termina el 6 de noviembre, se reanudarA?n las restricciones a la compra de petrA?leo y productos petroquA�micos iranA�es, a las operaciones con puertos y empresas marA�timas iranA�es y a las transacciones de instituciones financieras con el Banco Central de IrA?n. SegA?n el Tesoro, las licencias de Boeing y Airbus para vender aviones de pasajeros a IrA?n serA?n revocadas.

La mayorA�a de analistas opinan que la embestida de Trump contra el acuerdo tiene que ver mA?s con la polA�tica domA�stica que con una agenda internacional, en gran parte porque se trata de una de sus principales promesas de campaA�a.

Cumplirla no solo satisface a la base que lo llevA? a la presidencia, sino que le permite proyectar la imagen de un lA�der de mano dura que se distancia del establecimiento y el multilateralismo.

a�?Este acuerdo tiene sus fallas, pero estaba funcionando. Abandonarlo sin tener un plan puede que le sirva al Presidente en tA�rminos polA�ticos, pero no a la seguridad nacionala�?, opina Aaron David Miller, que se desempeA�A? como negociador para Oriente PrA?ximo en pasadas administraciones demA?cratas y republicanas.

Incluso hay quienes dicen que Trump estA? en contra del acuerdo simplemente porque fue algo que firmA? su antecesor, Barack Obama, y estA? empeA�ado en destruir su legado a toda costa. Es posible, en ese sentido, que la apuesta del Presidente sea obtener algunas concesiones, asA� sean menores, para luego apropiarse el crA�dito de un nuevo pacto.

Las consecuencias a mediano y largo plazo de la decisiA?n tomada por Trump dependerA?n de la postura que adopten IrA?n y los otros firmantes del acuerdo. Pero si el acuerdo se desmorona e IrA?n reinicia su enriquecimiento de uranio, el escenario podrA�a ser nefasto, pues implica un posible conflicto bA�lico en una regiA?n que ya de por sA� estA? que explota dadas las tensiones en paA�ses como Siria.

AsA� mismo, significa otro duro golpe a la imagen de EE. UU. como un actor confiable en el tablero geoestratA�gico, mina la credibilidad de iniciativas multilaterales ante la perspectiva del incumplimiento de uno de sus miembros y, sin duda, debilita la histA?rica alianza entre Washington y los europeos.

El expresidente estadounidense Barack Obama asegurA? ayer que la decisiA?n de Trump es a�?equivocadaa�?. a�?El JCPOA (siglas del acuerdo iranA� en inglA�s) estA? funcionando. (…) Por eso la decisiA?n anunciada hoy (ayer) es tan equivocadaa�?, dijo el habitualmente discreto expresidente en una extensa nota oficial.

AdemA?s, Obama seA�alA? que el anuncio de Trump les da la espalda a los mA?s prA?ximos aliados de Estados Unidos y termina por afectar seriamente la capacidad del paA�s de presentarse como un interlocutor confiable.

AFP