Realidades

Trucos para desenredar el cabello

Para tener un cabello saludable no solo basta con lavarlo y acondicionarlo, también es importante la forma como lo desenredamos, para que podamos mantenerlo en buen estado.

Al salir de la ducha es el momento más delicado del cabello porque el agua lo vuelve frágil y en extremo delicado. Por eso, te damos algunos trucos que debes tomar en cuenta para que este proceso sea más fácil:

 

Cepilla tu cabello antes de lavarlo:

Esto te ayudará para que durante el baño evites enredarlo más y se te quiebre.

Paciencia:

Si tienes una melena abundante o rizada, lo mejor es que seas delicada y te tomes tu tiempo para desenredar los nudos que se forman.

Desenreda primero tus puntas:

Puedes hacerlo separando el cabello en mechones e ir peinando cada una por separado, así evitarás los molestos jalones desde la raíz.

Déjalo secar antes:

Si puedes evitar cepillarte el cabello después del baño mucho mejor. Puedes probar secarlo un poco con tu secador o al aire libre. No toma más que 10 o 15 minutos.

Utiliza acondicionadores:

Una manera fácil de ayudarte con los nudos es aplicarte en las puntas cremas para peinar, esto aportará suavidad y flexibilidad a nuestra cabellera. También puedes optar con lociones en spray.

Utiliza peines:

Es mucho más útil tener un peine fino para el proceso, ya que al ser más delgado alisa los nudos de manera más eficaz que con un grueso cepillo.

Además, es beneficioso peinarte dos veces al día y cortar periódicamente las puntas quebradas del cabello, así evitarás no solo las horquetillas y lo mantendrás sano, también ayuda -y mucho- contra los nudos.

Fuente: emedemujer.com