Opinión

TRIUNFO ES TRIUNFO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

No importa si el triunfo es estrecho, si es holgado o compartido. Si es estrecho lo recibe con  la misma responsabilidad que si es holgado porque en ambos casos la obligación  es exactamente la misma; si es compartido pero sin mayoría legislativa necesitaría de un hábil y convincente negociador,  considere Presidente que solamente le rinde cuentas al Supremo Creador y a todo el pueblo que le confío su voto convencido que usted  terminaría con toda la podredumbre heredada del Socialismo Progresista Comunista y del torpe de quién usted recibió el poder que  sin ninguna vergüenza sigue creyendo que podrá regresar a gobernar.

Su accionar político y administrativo actual no están cubriendo las necesidades nacionales. Tiene Ministros de Estado y altos cargos en mano de neófitos de ambos sexos que increíblemente están haciendo quedar mal a su gobierno pero las malas acciones serán imputadas a usted y de las buenas solo se beneficiarán los improvisados y lambones de turno.

En estas difíciles circunstancias políticas y con visión de un futuro inmediato perder el importante apoyo de CONSTRUYE en la Asamblea es un error monumental, del que se podría pensar sería por falta de diligencia de la Señora que dirige el Ministerio de Gobierno que, dicho sea de paso, el puesto le quedó más grande que los zapatos y los bolsillos de un payaso.

Al cuco Correa se lo neutraliza declarándolo oficialmente TRAIDOR A LA PATRIA, con Glas y posiblemente con Pólit presos, por corruptos no tendría derecho ni al pataleo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores necesariamente debería ser reestructurado con personal idóneo con un Ministro experimentado y contactos a todo nivel, más que todo internacional para hacer sentir nuestra presencia en todo el mundo.