Internacional

Trifulca legislativa: parlamentario subió al estrado y se llevó a la fuerza el proyecto que se iba a votar

Una fuerte disputa se vivió este viernes 17 de mayo en el Parlamento taiwanés, donde legisladores se empujaron y golpearon en medio de fuertes diferencias frente a una reforma en trámite, algo que sucede pocos días antes de que el presidente electo Lai Ching-te asuma el cargo sin mayoría legislativa.

Antes de que comenzaran a emitirse los votos, algunos legisladores se gritaron y se empujaron a las afueras de la cámara legislativa, antes de que la acción pasara al pleno del parlamento.

Ya en el interior, las escenas fueron caóticas. Los legisladores rodearon el asiento de quien presidía la sesión, algunos saltaron mesas y tiraron a sus colegas al suelo.

Y aunque pronto volvió la calma, hubo más enfrentamientos en horas de la tarde.

Lai Ching-te, que tomará posesión el lunes, ganó las elecciones el pasado mes de enero, pero su partido, el PPD, perdió su mayoría en el parlamento.

El principal partido de oposición, el Kuomintang (KMT), tiene más escaños que el PPD, pero no los suficientes para formar una mayoría por sí solo, por lo que ha estado trabajando con el pequeño Partido Popular de Taiwán (TPP) para promover sus ideas mutuas.

La oposición quiere otorgar al parlamento mayores poderes de control sobre el gobierno, incluida una controvertida propuesta para criminalizar a los funcionarios que se considere que hacen declaraciones falsas en el parlamento.

El PPD dice que el KMT y el TPP están tratando indebidamente de imponer las propuestas sin el proceso de consulta habitual, en lo que el PPD llama «un abuso de poder inconstitucional».

«¿Por qué nos oponemos? Queremos poder mantener debates, no que haya una sola voz en el país», dijo el legislador del PPD Wang Mei-hui, en representación de la ciudad sureña de Chiayi.

Legisladores de los tres partidos estuvieron involucrados en los altercados e intercambiaron acusaciones sobre quién era el culpable.

Jessica Chen, del KMT, de las islas Kinmen administradas por Taiwán y situadas junto a la costa china, dijo que las reformas tenían como objetivo permitir una mejor supervisión legislativa del poder ejecutivo.

«El PPD no quiere que esto se apruebe porque siempre han estado acostumbrados a monopolizar el poder», dijo Chen, luciendo un casco de estilo militar.

Los enfrentamientos en el parlamento suelen ser comunes en Taiwán. En 2020, los legisladores del KMT arrojaron tripas de cerdo al recinto de la cámara en una disputa sobre la flexibilización de las importaciones de carne de cerdo estadounidense.

Fuente:  NTN 24