Economía

Tres estrategias para que los agricultores aprovechen el alto precio del cacao

La coyuntura del alto precio del cacao a nivel mundial es una oportunidad para que los agricultores que se dedican a este sembrío mejoren sus prácticas, alivien sus deudas y generen un mayor desarrollo.

Desde finales del siglo XIX y principios del XX el cacao ha sido una importante fuente de ingresos para Ecuador.

El cacao es uno de los principales productos de exportación no petroleros del Ecuador, “lo cual fortalece el tejido económico y cultural del país en el largo plazo, generando empleo e ingresos para miles de productores en diferentes regiones”, indica un boletín del banco ProCredit.

“Recientemente, condiciones climáticas adversas y plagas generaron problemas en las cosechas de Ghana y Costa de Marfil, los principales productores de cacao en el mundo; eso tuvo como consecuencia un incremento en el precio mundial de este producto, beneficiando directamente a Ecuador, por el aumento de los ingresos de exportación”, explica Tania Aguirre, gerenta de sucursal del banco ProCredit.

Ante esta coyuntura, los empresarios y microempresarios cacaoteros ecuatorianos tienen varias alternativas para aprovechar esta situación, invertir en sus negocios y fortalecer su competitividad a nivel internacional, añade

La experta del banco ProCredit expone tres estrategias para impulsar el sector:

● Para que el negocio permita cumplir los objetivos a mediano y largo plazo no basta apenas con tener ingresos. “Si no se tiene una planificación de inversión, es posible que se termine incurriendo en gastos que no aportan a ser más competitivos; por lo que hay que saber administrar el dinero, hacer un análisis de las metas y de cómo mejorar las operaciones”, comenta Aguirre. Mientras se toma esta decisión, los ingresos pueden ahorrarse en una cuenta bancaria que genere interés, o incluso en un depósito a plazo fijo.

● Muchos de estos proyectos productivos son de triple impacto, es decir, no solo generan desarrollo económico, sino que traen consigo el beneficio social y el cuidado del medioambiente. “Este es un nicho particularmente interesante para entidades como banco ProCredit, que busca promover el desarrollo sostenible del país”, asegura Aguirre.

 Ecuador no está exento al cambio climático y, por lo tanto, su producción agrícola, incluida la cacaotera, también podría verse afectada en los próximos años, a menos que se prepare y cuente con infraestructura resiliente, como sistemas de riego eficientes, energías alternativas, centros de acopio, entre otros. “Si bien como país tenemos una gran oportunidad para abrirnos paso en nuevos mercados, resulta esencial tecnificar la producción y articular esfuerzos con diferentes organizaciones, para garantizar el cumplimiento de estándares de calidad que cada vez serán más exigentes”, manifiesta la experta del banco ProCredit.

Además, menciona tres estrategias para potenciar el negocio.

Uno de los objetivos es generar una oportunidad para planificar y proyectar el negocio a mediano y largo plazo, aprovechando todo su potencial. Para lo que Aguirre recomienda:

1. Invertir en infraestructura. Más allá de la necesidad de que las autoridades competentes destinen recursos a la mejora de la infraestructura y tecnología en las regiones productoras de cacao, desde el sector privado las empresas pueden invertir en tener instalaciones de procesamiento modernas y sistemas de riego más eficientes. O, por ejemplo, si el giro del negocio ha sido la venta de cacao en baba o fresco, se podría analizar la inversión en maquinaria de secado del grano, o incluso pagar deudas. “Banco ProCredit cuenta con opciones de financiamiento preferenciales si se busca invertir en tecnología más eficaz, energías renovables o ecológicas; y ofrece asesoría especializada en estos proyectos”, indica Aguirre.

2. Promover la sostenibilidad. Ecuador podría destacar su compromiso con la producción de cacao sostenible y de calidad, lo que atraería a consumidores conscientes del medioambiente y dispuestos a pagar más por productos producidos de manera responsable. A decir de la experta, la Certificación de Buenas Prácticas Agrícolas, de comercio justo o de apoyo ambiental también podrían ser estrategias efectivas para diferenciar los productos ecuatorianos en el mercado internacional.

3. Diversificar. Generar la industrialización a pequeña y mediana escala del cacao es una buena alternativa para ganar mayor demanda del grano. “Con el cacao se pueden hacer productos de belleza o incluso potenciar el turismo cacaotero, que incluya tours por plantaciones, experiencias de degustación de chocolate y festivales cacaoteros”, resalta la especialista del banco ProCredit, quien enfatiza que además de generar interés en el producto, esto también se traducirá en ingresos adicionales para las comunidades locales.

Fuente:  KCH