Deportes

TRES AGUIRRE QUE DEJARON HUELLA (Parte 2)

Silvio Devoto Passano

sidepaderby@hotmail.com

MARTIN AGUIRRE AVILES era el “pan dulce”, el rostro agradable, el “vendedor simpático”, el “componedor de entuertos”, el gran solucionador de problemas, junto a Miguel Salem Dibo eran capaces de poner orden en cualquier conflicto encontrando por su manera de ser una gran disposición para resolverlo todo.

Martín siempre sumó amigos, poco menos un ángel lleno de bondad que en la medida de sus posibilidades colaboró siempre con el necesitado. Sus lentes oscuros escondían una sonrisa pícara que terminaba ganándote, ganándote siempre, lo quisimos todos, tanto que nos “atrevíamos” a subir a su auto aún a sabiendas que veía poco y nada, corriendo un serio peligro con él al volante.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.