Ciencia

El tratamiento ilegal que blanquea la piel

La revista médica «British Medical Journal» alerta de los riesgos de blanquear la tez con glutatión, un fármaco que se vende en internet y se utiliza en centros de belleza

ESPAÑA. Mientras medio mundo busca un rayo de sol para lucir una piel bronceada, la otra mitad anhela una tez pálida y blanca o, al menos, más clara que la que se tiene. Hay varios tratamientos que logran aclarar la piel con más o menos éxito. Uno de los que más preocupan es el glutatión, un tratamiento blanqueador que hace estragos en internet y podría provocar daños importantes en la salud.

En Estados Unidos y el Reino Unido su uso es tan popular que ha obligado a la FDA, la agencia reguladora de medicamentos estadounidense, a advertir sobre sus peligros. Los últimos en sumarse a la alerta han sido médicos británicos que en la revista «British Medical Journal» alertan del riesgo de utilizar esta terapia. Aseguran que el coste de su utilización «puede salir muy caro», señala Ophelia Dadzie, dermatólogo de los hospitales Hillingdon. Desde daños en el sistema nervioso, en órganos vitales como el hígado o los riñones o dolor de cabeza y necrosis de la piel.

Antioxidante

El glutatión es un antioxidante que, entre otros efectos, aclara la piel. Se puede administrar oralmente pero también por vía intravenosa. En internet una caja de comprimidos se puede obtener por menos de 55 euros. También se utiliza en centros de estética y belleza por vía intravenosa aunque no es un tratamiento autorizado para este fin, ni lo inyecta personal sanitario entrenado.

«Hay una falta de información en salud pública acerca de la seguridad y la eficacia de esta práctica», advierte Dadzie. En su artículo recuerda que tampoco hay ensayos clínicos que hayan evaluado el uso del glutatión para el blanqueamiento de la piel y no hay ninguna guía que permita precisar cual es la dosis adecuada en cada caso o la duración del tratamiento.

La FDA en su página web deja claro que los productos inyectables para blanquear la tez «no son seguros ni eficaces y podrían contener ingredientes contaminantes desconocidos y dañinos». «Básicamente se está inyectando una sustancia desconocida en su organismo», señala. (ABC/La Nación)