Internacional

Tras una tensa reunión, la UE acuerda plan para crisis de inmigración

Se trata de una declaración sorprendente teniendo en cuenta la crisis de deuda de la zona euro y la confrontación con Rusia durante su década en el poder.

BRUSELAS. Unos divididos líderes europeos discutieron sobre la gestión de la crisis inmigratoria en el Mediterráneo, y acordaron un plan para repartir la atención a las personas desesperadas que huyen de la guerra y la pobreza en África del Norte y Oriente Medio.

Los líderes reunidos en Bruselas se enzarzaron durante un debate sobre si se debe acoger a 40.000 solicitantes de asilo sirios y eritreos que ahora se encuentran en Italia y Grecia y otras 20.000 personas que están actualmente fuera de la Unión Europea.

Finalmente acordaron un sistema voluntario, que se atiene a la cifra de 60.000, pero otorga una exención para Hungría, que ha calificado de absurdo el plan, así como para Bulgaria, uno de los países más pobres de la UE.
“Fue un debate muy intenso”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel, a los periodistas después de que concluyó la reunión, añadiendo: “Es el desafío más grande que he visto en los asuntos europeos en mi tiempo como canciller”.

Se trata de una declaración sorprendente teniendo en cuenta la crisis de deuda de la zona euro y la confrontación con Rusia durante su década en el poder.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, mostró su frustración al describir que el plan era producto de una “ambición modesta” y dijo que en un momento de la reunión había dicho a los líderes de la UE que le importaba “un comino” las objeciones a la metodología subyacente del plan.

“Tenemos que averiguar si el sistema funciona. No importa si es voluntario u obligatorio, sino si puede ayudar a 60.000 refugiados”, dijo Juncker en una conferencia de prensa.

Juncker esperaba sentar un precedente de acción coordinada que limitara las excepciones nacionales. (Reuters/ La Nación)