Deportes

Tras el escándalo de corrupción, Sam Allardyce rompió el silencio

El entrenador de 61 años habló luego de dejar su cargo al frente del seleccionado inglés

INGLATERRA. Sam Allardyce estuvo sólo 67 días al frente de la selección de Inglaterra y tuvo que dejar su cargo por una cámara oculta que expuso cómo él les enseñaba a un grupo de empresarios cómo “adueñarse” de jugadores, algo prohibido por la Federación Inglesa (FA).

Luego del escándalo, el entrenador de 61 años se mostró dolido por lo sucedido pero asumió la responsabilidad: “Lo hice para ayudar a alguien que conozco desde hace más de 30 años. Fue un error y estoy pagando las consecuencias. Caí en la trampa y tengo que aceptarlo”.

El entrenador se vio envuelto en la práctica de burlar las regulaciones de la Football Association inglesa que impiden la multipropiedad del pase de un jugador. Un grupo de periodistas encubiertos de The Telegraph lo grabó aceptando una oferta por 400.000 libras esterlinas (unos 520.000 dólares) para facilitar un negocio de estas característcas con un empresario asiático ficticio.

Allardyce negó que este escándalo lo aparte del fútbol, pero contó que ahora sólo piensa en despejar su mente, por lo que tomará “un tiempo en el extranjero para descansar y reflexionar sobre lo sucedido”.

Además, el ex director técnico del West Ham United y del NewCastle, entre otros equipos, se disculpó con todos los que se vieron afectados por el escándalo desatado: “Pido perdón a todos los que se han visto afectados por todo esto”.

Mientras tanto, el periódico británico Telegraph anticipó que la cámara oculta que expuso los manejos irregulares de Allardyce, es sólo el principio de una investigación que involucra a otros entrenadores. (INFOBAE)