Deportes

Transformación de Río será la mayor de una ciudad olímpica, dice su alcalde

El modelo de Río fue Barcelona y que aplicó el consejo que recibió en la ciudad española para aprovechar los Juegos Olímpicos para transformar la ciudad.

Río de Janeiro. La transformación causada por los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro será la mayor hasta ahora en una ciudad olímpica, afirmó hoy el alcalde de esta ciudad brasileña, Eduardo Paes, en el foro “Efe Café da Manhã”.

“Vamos a transformar totalmente a Río. Guardadas las debidas proporciones, la transformación será mayor que la de Barcelona (en 1992). El impacto que los Juegos tendrán aquí es muy superior”, dijo el alcalde ante un centenar de políticos, empresarios y periodistas reunidos en el foro organizado por Efe Brasil.

Paes afirmó que esa transformación será posible debido a que por cada real (unos 32 centavos de dólar) invertido en los Juegos Olímpicos, esa cifra se quintuplicará en el legado que dejará para la ciudad, que tiene como modelo a la española Barcelona.

Citó, entre otros, una nueva línea de metro de 20 kilómetros, 150 kilómetros de carriles exclusivos para autobuses, el saneamiento de gran parte de la ciudad, la descontaminación de la bahía de Guanabara, la eliminación de un gigantesco basurero y la creación del Puerto Maravilla, como se conoce el proyecto de revitalización portuaria.

Según Paes, esas inversiones permitirán que el porcentaje de la población carioca que utiliza el servicio público de transporte masivo salte desde el 19 % en 2009 hasta el 63 % en 2016.

“Usamos las Olimpiadas como disculpa para ejecutar vías de transporte proyectadas hace cincuenta años y que no habían salido del papel”, indicó Paes al agregar que la mayor parte del presupuesto de los Juegos, que asciende a 38.200 millones de reales (unos 12.733 millones de dólares), fue destinado al legado.

Del valor total, 24.600 millones de reales (8.200 millones de dólares) se invirtió en obras de infraestructura; 6.600 millones de reales (unos 2.200 millones de dólares) en estadios e instalaciones deportivas y sólo 7.000 millones de reales (2.333 millones de dólares) en el costeo del evento.

“Lo más importante es que el 57 % de todo el valor será costeado por empresas privadas”, subrayó el alcalde al aclarar que, con excepción de Atlanta, en donde los Juegos fueron costeados casi que totalmente por una multinacional de bebidas, ninguna ciudad olímpica contó con tanta participación privada en la financiación del evento.

Según Paes, los Juegos Olímpicos permitieron que Río de Janeiro, en lugar de derrochar recursos públicos en un evento deportivo, atrajera inversiones privadas destinadas para infraestructuras que la ciudad necesitaba hacía muchos años.

Los Juegos olímpicos “han sido una oportunidad fantástica para la ciudad; abrió muchas puertas y atrajo grandes inversiones. Nos permitió tener recursos también para elevar las inversiones en salud y educación”, aseguró.

En ese sentido, Paes afirmó que las justas veraniegas, más que un evento deportivo, son una “oportunidad geopolítica”.

Aseguró que Seúl organizó los Juegos en medio del proceso de consolidación mundial de los ‘Tigres Asiáticos’, Barcelona durante el proceso de unificación europea y Pekín cuando se concretó la apertura de China.

Río de Janeiro, citó Paes, los acogerá en el momento en que Brasil “mostró que había dejado de ser el eterno país del futuro para mostrar lo que era capaz”.

De acuerdo con el alcalde, Río de Janeiro no ganó el derecho a organizar los Juegos por contar con mejor seguridad, salud o transporte que Chicago, Madrid o Tokio, sus competidores, sino por dejar claro que era una ciudad llena de desafíos y que el evento sería su gran oportunidad de transformación.

Agregó que el modelo de Río fue Barcelona y que aplicó el consejo que recibió en la ciudad española para aprovechar los Juegos Olímpicos para transformar la ciudad.

“No vamos a convertirnos en una ciudad del mediterráneo europeo pero seremos una ciudad con una espectacular transformación. Nadie dijo que quedaría perfecta, pero hemos superado grandes desafíos dentro de la realidad de nuestra población”, aseguró.

Paes, octavo invitado a los desayunos con personalidades organizados por EFE Brasil desde 2013, asistió al foro acompañado por algunos miembros de su Gabinete y por el director de la Empresa Municipal de Informática, José Renato Soares.

El abogado carioca de 45 años también estuvo acompañado en el foro “Efe Café da Manhã”, que en esta oportunidad contó con el patrocinio del grupo multinacional Indra y de la biblioteca virtual brasileña Nuvem de Livros, por el presidente de la Empresa Olímpica Municipal, Joaquim Monteiro. (Efe/La Nación)