Realidades

Toy Story y Nemo volverán a la pantalla grande

La cuarta entrega de la trilogía de juguetes “Toy Story”, dejará su conocida historia de aventura y se centrara en una “comedia romántica”. La historia no será la continuación de Toy Story 3.

ESTADOS UNIDOS. Toy Story y Nemo, junto a un dinosaurio aventurero, son algunas de las novedades para los próximos dos años de la empresa Pixar, que cuenta también con el estreno de “Inside Out” que recibió elogios en su estreno en Cannes.

John Lasseter, el director creativo de Pixar, presentó en Cannes lo próximo de Disney que está enfocado y centrado en la utopía animal ‘Zootropolis’ y la joven heroína de los mares del Sur, ‘Moana’.

Para ver a Buzz Lightyear, Woody y el elenco completo de Toy Story, habrá que esperar dos años. Y para volver a vivir una aventura en el Atlántico como la de Nemo y su amiga Dory, por lo menos un año, aseguró la voz oficial de Pixar.

Pero “Inside Out” ya está aquí y en noviembre llegará “The good dinosaur”, dirigida por Peter Sohn.

Tras reconocer que “Inside Out” podría convertirse en “una de las películas más importantes en la historia de Pixar”, el director Lasseter relató la historia del dinosaurio Arlo, que protagonizará un filme inédito por la fidelidad con que han sido recreados la naturaleza y los paisajes.

Para inicios de 2016 está previsto el regreso de Nemo a la pantalla grande, aunque esta vez el pequeño pez payaso cederá el protagonismo a su inseparable amiga, que da nombre a la película: “Finding Dory”.

La olvidadiza Dory, interpretada en la voz de Ellen Degeneres recuerda de repente a su familia y se embarca junto a Nemo y su padre, Marlin, en un viaje para recuperarla. Este viaje le llevará hasta el Instituto de Ciencia Marina, donde transcurre la mayoría de la acción.

Pixar cuenta con otras siete películas en fase de desarrollo con las que tiene bien cubiertos los proyectos futuros hasta 2020, dijo su director creativo.

“Nos enfocamos en historias clásicas de Disney contadas para la gente de hoy”, señaló Lasseter, que recordó el estado de profundo desánimo que reinaba en la compañía antes de la fusión con Pixar. (Internet/La Nación)