Ciencia

Un total de 640 policías y militares bolivianos en cuarentena por brote de hantavirus

Un brote de hantavirus en el trópico boliviano, con una víctima fatal en la última semana, obligó a poner en cuarentena a 640 policías y militares asignados a la destrucción de cultivos ilegales de coca, informó el Gobierno.

“Son en total tres campamentos que se encuentran en cuarentena, en coordinación con el Ministerio de Salud”, dijo en conferencia de prensa Jorge Castañón, comandante nacional de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el cuerpo militar-policial encargado de erradicar cocales.

El brote fue detectado luego de que 17 efectivos de la FTC fueran afectados la semana pasada por lo que se describió inicialmente como una intoxicación de origen desconocido y que posteriores análisis de laboratorio identificaron como hantavirus, transmitido por roedores.

Uno de esos uniformados falleció y los demás estaban internados en aislamiento, presumiéndose que la infección se produjo por el consumo de agua contaminada con orín de ratas, indicó el comandante

El municipio rural de La Asunta, a unos 150 kilómetros al norte de La Paz, donde se detectó la altamente mortal enfermedad, ha sido declarado en emergencia sanitaria, dijo en una declaración separada su alcalde, Reynaldo Calcina.

SPUTNIK