Ciencia

Tomar mate no dañaría la salud de los huesos

Un estudio demostró que tiene otros componentes que mitigan o contrarrestan el potencial perjuicio óseo de la cafeína.

ARGENTINA.  Un trabajo de investigadores de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) aporta evidencias de que la yerba mate, pese a ser la principal fuente del ingrediente en la dieta de los argentinos, no tiene esos efectos negativos, especialmente en los huesos.

El estudio, realizado en ratones, sugiere que la yerba tiene otros componentes que mitigan o contrarrestan el potencial perjuicio óseo de la cafeína. «Sin embargo, es necesario profundizar con estudios clínicos y epidemiológicos» para ver si este efecto también se verifica en humanos, alertaron los científicos.

Aunque el contenido de cafeína de la yerba mate es menor al del café, la primera de las infusiones se consume más en Argentina. «Dadas nuestras costumbres, el 50 % de la ingesta de cafeína proviene del mate y sólo el 36 % del café», indicó a la Agencia CyTA-Leloir el autor principal del estudio, el doctor Lucas Brun, investigador del Conicet en el Laboratorio de Biología Ósea de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR (que lidera el doctor Alfredo Rigalli).

Brun y sus colegas utilizaron 24 ratones, distribuidos en dos grupos: la mitad recibió una infusión de yerba mate, y el resto sólo agua. A su vez, cada grupo fue subdivido para consumir niveles adecuados o bajos de calcio.

Después de 90 días, los científicos evaluaron distintas variables como la densidad mineral ósea, la fuerza de fractura y el volumen de hueso. Y no encontraron diferencias entre los ratones «materos» y los que no lo eran. «La yerba mate contiene otros compuestos, como flavonoides y polifenoles, que tendrían un efecto favorable sobre el hueso y que podrían mitigar el efecto negativo de la cafeína», especuló Brun.

Bajo las condiciones experimentales ensayadas, la yerba mate no es perjudicial para el hueso. Sin embargo, Brun enfatizó que no se puede extrapolar estos resultados directamente a los humanos sin realizar estudios adicionales.

Del estudio, publicado en la revista científica «Calcified Tissue International and Musculoskeletal Research», también participaron María Lorena Brance, Mercedes Lombarte, María Cielo Maher y Verónica Di Loreto, también de la UNR. (Primera Edición)