Deportes

Tokio 2020: Paralímpicos: Atleta argentina Florencia Romero dice que deporte es su vida

BUENOS AIRES. La atleta argentina Florencia Romero, ciega desde los ocho años, aseguró que espera «ansiosa» el inicio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, pues el deporte es su vida.

«Hace aproximadamente 10 años que estoy en la selección Argentina y básicamente mi vida ronda por el deporte, el deporte es mi vida», enfatizó la competidora de lanzamiento de disco y bala, de 25 años, quien ya compitió en Río de Janeiro 2016. Romero destacó en entrevista con Xinhua en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, en el barrio capitalino de Núñez (norte), que nunca bajó los brazos para su preparación a pesar de las complicaciones por la pandemia del nuevo coronavirus.

«Fue entrenar siete meses en casa, tuve que armarme un gimnasio, podíamos hacer técnica solamente porque no podía lanzar, ya que era algo peligroso, así que después de varios meses sin tocar un disco ni una bala pude volver a hacerlo, pero tuve que esperar medio año para eso», contó.

Romero, quien sufre una ceguera total, manifestó que «siempre el objetivo estuvo puesto en Tokio», donde finalmente se llevarán a cabo los Juegos Paralímpicos, un año más tarde de lo previsto, entre el 24 de agosto y el 5 de septiembre.

«Nunca dejé de entrenar y agradezco totalmente a la gente que me apoyó en el camino, principalmente a mí porque no bajé los brazos en ningún momento y desde el primer día dije ‘no importa, yo voy a entrenar igual'», sostuvo.

La deportista, quien empezó a representar a Argentina desde 2011, consideró que cada Juego Olímpico «tiene algo emotivo y es un camino muy lindo». «Por suerte ahora lo estoy disfrutando un montón, cada día, cada entrenamiento. Me estoy llevando cosas hermosas», expresó.

Romero dijo estar «feliz, ansiosa, nerviosa (…) fundamentalmente feliz y disfrutando cada momento». La atleta maneja el idioma inglés y también tiene conocimientos básicos de japonés, al tiempo que se encuentra en quinto año del profesorado de educación especial, con el objetivo de especializarse en ciegos y disminuidos visuales.

«En 2017, en mi primer año de carrera (terciaria), me crucé con una compañera en ese momento, hoy amiga, que había estado de intercambio varios años en Japón, así que de a poquito me fue metiendo en la cultura», recordó.

«En el 2018, obviamente por su influencia, di clases de braille en el Instituto Argentino-Japonés. En el 2019 me entusiasmé y fui a estudiar un poco de japonés por la posibilidad de ir a los Juegos», agregó.

La atleta empezó a competir en 2012 en el extranjero, «sin descanso», en representación de Argentina, y al año siguiente afrontó sus primeros Juego Parapanamericanos Juvenil.

Luego afrontó dos Juegos Parapanamericanos de mayores, entre ellos Toronto 2015 donde fue finalista, mientras que en Lima 2019 fue medalla de plata en bala y bronce en disco.

Participó, además, en tres mundiales (Qatar 2015, Londres 2017 y Dubai 2019), donde fue finalista en todos, al tiempo que en Río 2016 obtuvo diploma olímpico. Su mejor marca en bala es de 10,27 metros, mientras que en disco su registro es de 31,57 metros.

Romero, oriunda de la ciudad de Esquel, provincia patagónica de Chubut, competirá el próximo 31 de agosto en disco y el 3 de septiembre en bala en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

 

 

TEXTO: XINHUA

Xinhua all media news service platform (xinhua-news.com)