Deportes

Tokio 2020: Capitán de baloncesto argentino disputará su quinta justa olímpica

BUENOS AIRES. A los 41 años, el basquetbolista argentino Luis Scola llegará a Tokio 2020 para disputar su quinta justa olímpica, consolidado como el influyente capitán del seleccionado albiceleste.

El ex jugador de Shanxi Brave Dragons y Shanghai Sharks, de China, acumula cinco participaciones mundialistas y suma dos medallas en los Juegos Olímpicos: oro en Atenas 2004 y bronce en Beijing 2008.

Además, el ala pívot sorprendió con su gran nivel en el Mundial de China 2019 (subcampeón), donde fue elegido en el quinteto ideal.

“Somos capaces de ganarles a muchos equipos, lo hemos demostrado”, dijo Scola a periodistas antes de instalarse en Tokio, previo paso por Las Vegas, Estados Unidos, para la fase preparatoria.

El Grupo C, a priori de gran paridad, lo compartirá con Eslovenia, España y el local Japón, este último dirigido por el argentino Julio Lamas.

Actualmente, en el equipo Pallacanestro Varese de la Serie A de Italia, el deportista argentino, también subcampeón en el Mundial de Estados Unidos 2002, es el último exponente de la denominada Generación Dorada.

En ese plantel brillaron Emanuel Ginóbili, Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, Andrés Nocioni y Fabricio Oberto, entre otros, todos con paso por la NBA estadounidense, la liga más competitiva del mundo.

Scola también incursionó en el baloncesto norteamericano: Houston Rockets (fue compañero del ex astro chino Yao Ming), Phoenix Suns, Indiana Pacers, Toronto Raptors y Brooklyn Nets.

El jugador recibió la cinta de capitán hace 14 años y no se la quitó nunca más: tiene el récord histórico de presencias con la camiseta albiceleste y también de puntos.

“Invencible no es nadie”, repite Scola, quien consideró que Argentina puede vencer a cualquier rival, como también perder en los juegos que se disputarán del 23 de julio al 8 de agosto.

En Tokio 2020 igualará el récord de cinco participaciones olímpicas que ostentan hoy el brasileño Oscar Schmidt, el puertorriqueño Teófilo Cruz, el australiano Andrew Gaze y el español Juan Carlos Navarro.

Consciente de que su retiro está cada vez más cerca, Scola apostará a la mejor actuación posible en una competencia que lo tiene entre los máximos representantes de este deporte.

“La realidad es que tengo 41 años y hay muy poquitas ‘chances’ de que siga después de los Juegos Olímpicos, y también hay pocas ‘chances’ de que quiera seguir jugando”, sostuvo el “capitán eterno”.

 

 

TEXTO Y FOTO: Xinhua

Bienvenido a la plataforma de servicios Xinhua (xinhua-news.com)