Realidades

Todo lo que tienes que saber antes de comprarte una freidora sin aceite

Cocina diferentes alimentos y apenas se ensucia, sin embargo, puede aumentar la factura de la luz. Te contamos los secretos que tienes que conocer antes de hacerte con una freidora sin aceite.

Las freidoras sin aceite son unos electrodomésticos que llevan tiempo de moda y cada vez hay más gente que ha decidido incorporarlos en sus cocinas. Es por ese motivo que cada vez existan más marcas en el mercado que se han lanzado a poner sus modelos a la venta.

En primer lugar, es esencial saber cómo funcionan. Estos aparatos hacen circular aire muy caliente que va cocinando los alimentos, lo que hace de esta forma es evitar el uso innecesario de aceite o mantequilla. Además, llevan integrado un ventilador que distribuye el aire por todo el interior.
Sin embargo, también tiene puntos negativos y, el principal, es que algunas recetas necesitan mucho tiempo, lo que significa más tiempo enchufado el aparato a la corriente eléctrica y, por tanto, supone dinero en lo que a la factura de la luz se refiere. El aumento del precio de la electricidad en los últimos meses es un tema en constante boca de todos.

Asimismo, el depósito interior en el que se deposita la comida es algo pequeño. Es decir, si, por ejemplo, decides hacer galletas, el número que puedes hacer es limitado.

Ten en cuenta que aunque sea una freidora sin aceite, algunos alimentos necesitan una mínima cantidad para darle sabor o simplemente para que no se pegue una pieza con otra.

El objetivo de este tipo de productos es mejorar la alimentación, sin embargo, es recomendable informarse previamente antes de adquirir una de estas freidoras, muy útiles en algunas cocinas.

Tomado de 20 Minutos