Opinión

¡Tocata y Fuga!

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Nadie olvidará que el ingreso de Francisco Jiménez al ministerio de Gobierno, fue parte del acuerdo que permitió la huida cómplice de un delincuente sentenciado e investigado en otras causas penales, sin beneficio de inventario para Lasso y su futuro político.

Es muy probable que Glas físicamente a estas alturas, haya volado y se encuentre riéndose junto a la mayoría de la banda, de todos estos cómplices y alcahuetes de la impunidad que creen burlaron a la JUSTICIA…

No siento odio por estos delincuentes que traicionaron a la Patria, siento desprecio y rabia por el grado de audacia de estos infelices, su capacidad de manipulación, cinismo y cuenteo es alucinante, tóxica y venenosa.

Del mismo modo, me siento decepcionado e irritado por la indiferencia del presidente falso que nos gobierna, por no recapacitar y no ejecute decisiones, que demuestren que quiere rectificar sus errores y equivocaciones pidiendo perdón a la ciudadanía.

Por dignidad debería revocar su decreto de ética pública y código deontológico que suscribió el primer día de su mandato. Usted debería auto destituirse por no haber tenido palabra de honor, haber traicionado sus ofertas de campaña, y haber negociado y pactado con los enemigos de la democracia y dar pésimos ejemplos que, como persona mayor, estamos todos obligados a cumplir y honrar nuestro legado.

Gente como Lasso, Moreno y Correa no renuncian, se los tiene que echar, pero dado los antecedentes tanto de Correa como de Moreno que huyeron, a Lasso deberían prohibirle abandonar el país, hasta que responda de sus pecados políticos y errores imperdonables.

Semper Fi.