Internacional

TLC con China abre grandes oportunidades comerciales, afirma ministra de Producción de Ecuador

 

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Ecuador y China abre grandes oportunidades comerciales con preferencias arancelarias, lo que ayudará a potenciar el intercambio de productos, afirmó la ministra ecuatoriana de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Sonsoles García.

«Ecuador ha venido negociando acuerdos comerciales ya desde hace algunos años y un socio estratégico importante para Ecuador es China. Es un mercado potencial para productos ecuatorianos muy grande, es nuestro principal socio comercial no petrolero que tenemos este momento».

 

«Las exportaciones nos ayudan a fortalecer la dolarización y es por eso que tenemos que apuntar a seguir creciendo en el número de exportaciones que salen desde Ecuador hacia diferentes destinos. Y China es un destino muy importante para Ecuador».

 

En entrevista, la ministra destacó los beneficios del TLC después de que la Asamblea Nacional (Congreso) ratificara el instrumento tras un amplio debate, decisión que felicitó, ya que desde el Gobierno y varios sectores productivos se ha explicado la importancia de este acuerdo comercial.

 

«Ecuador ha venido negociando acuerdos comerciales ya desde hace algunos años y un socio estratégico importante para Ecuador es China. Es un mercado potencial para productos ecuatorianos muy grande, es nuestro principal socio comercial no petrolero que tenemos este momento», dijo García.

 

Una vez que el acuerdo entre en vigor, hasta el 90 por ciento de las mercancías que se comercializan entre los dos países estarán exentas de aranceles, mientras que el 60 por ciento de ellas disfrutará de arancel cero de forma inmediata.

 

La ministra sostuvo que el TLC es una gran oportunidad de crecimiento económico para Ecuador, ya que más del 70 por ciento de las exportaciones que salen hacia China son de micro, pequeñas y medianas empresas, así como de organizaciones de la Economía Popular y Solidaria y artesanos.

 

Destacó que el acuerdo comercial no solo beneficiará a los principales productos de exportación no petroleros a China, como el camarón, que tiene más del 60 por ciento del mercado chino, además del plátano, el cacao y el café, sino que abre las puertas para productos con alto potencial exportable.

 

«Las exportaciones nos ayudan a fortalecer la dolarización y es por eso que tenemos que apuntar a seguir creciendo en el número de exportaciones que salen desde Ecuador hacia diferentes destinos. Y China es un destino muy importante para Ecuador», apuntó.

 

Según un informe difundido en enero pasado por el Banco Central ecuatoriano, a partir de 2022, China se posicionó como el primer país de destino de las exportaciones no petroleras de Ecuador, por encima de Estados Unidos, país que históricamente ha ocupado este puesto.

 

Entre enero y noviembre de 2023, las exportaciones a China totalizaron 5.292 millones de dólares, mientras que las importaciones desde China alcanzaron los 5.536 millones de dólares, según el Banco Central ecuatoriano.

 

Asimismo, ponderó que este es el primer acuerdo comercial de un país latinoamericano con China que incluye un capítulo de comercio electrónico, lo que va a permitir a Ecuador tener un intercambio no solamente de comercio habitual.

 

Según estimaciones realizadas por el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, en el primer año de vigencia del acuerdo, las exportaciones presentarían un aumento del 22,8 por ciento y las importaciones del 39,1 por ciento.

 

De acuerdo con la Federación Ecuatoriana de Exportadores, más de 11.000 empresas mantienen relaciones comerciales con China, de las cuales alrededor de 600 son empresas exportadoras.

 

Con información de la oficina en Quito, Ecuador. Noticias Xinhua.