Internacional

Tintori denuncia ante fiscal venezolana falta de evaluación médica a López

Tintori confesó que espera que su esposo, Leopoldo López, levante la huelga de hambre ya que teme perder al padre de sus hijos.

CARACAS. Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano preso Leopoldo López, presentó hoy ante la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, una denuncia por el hecho de que su marido, en huelga de hambre desde hace 26 días, no ha sido evaluado por un médico.

“Reiteramos denuncia de que a los 26 días de huelga, Leopoldo no ha sido evaluado por su médico”, dijo Tintori en su cuenta en la red social Twitter después de informar que se reunió con Ortega para pedir que López tenga atención de parte de especialistas de su confianza.

Tintori dijo que junto a Patricia Gutiérrez, esposa del también político preso Daniel Ceballos, entregó a Ortega un informe “de todos los presos políticos para exigir su liberación” y otro reporte “sobre la situación de los más de 100 huelguistas” que asegura que se mantienen en ayuno en el país.

A la reunión con la fiscal también asistieron las madres de López y Ceballos, Antonieta Mendoza y Nancy Morales, respectivamente, de acuerdo con la información que ofreció la misma Ortega en la red social Twitter, donde confirmó que sostuvo una cita con los familiares de los opositores presos.

Tras la reunión, Mendoza dijo a la emisora privada Unión Radio que la fiscal “va a interceder para que vayan los médicos del Ministerio Público y que vaya el médico privado de Leopoldo” a evaluarlo, con la presencia de Tintori.

La madre de López también comentó que Tintori pidió a la fiscal que se juzgara al líder de Voluntad Popular en libertad puesto que el político ha dejado claro que no se irá del país.

López se encuentra preso en la cárcel militar de Ramo Verde desde el 18 de febrero del año pasado y desde hace más de tres semanas se mantiene en huelga de hambre, una protesta que, de acuerdo con las estimaciones de médicos de su familia, debe haberlo llevado ya a un cuadro clínico “crítico”.

“Leopoldo tiene el derecho a negarse a que lo manipulen y a que lo toquen médicos que no sean de su absoluta confianza”, dijo el gastroenterólogo Guillermo Seijas, médico de la familia de López, el miércoles pasado tras exigir que “se deje entrar a la persona que él decida que debe ser su médico”.

López y Ceballos están presos desde hace más de un año acusados de delitos relacionados con la violencia desatada durante la ola de protestas antigubernamentales del año pasado. (Efe/La Nación)