Opinión

Tiempo perdido y muchos fallecidos

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Como tontos útiles, el Gobierno del impresentable, Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, utilizó la iglesia Católica, incluyendo al Santo Padre Francisco en una mesa de diálogo con la oposición que nunca respetó los insignificantes acuerdos logrados en las fracasadas reuniones con la oposición.

Con mucha pena, hay que aceptar que la patria del Libertador, ya es casi oficial un Estado Comunista y que no entregarán el poder así pierdan las próximas elecciones Presidenciales si es que llegan a realizarlas, mientras tanto la inflación crece incontrolable, el hambre, la insalubridad, el desempleo, la escasez, la delincuencia, la falta de medicamentos y la corrupción, han provocado la muerte de cientos de hermanos venezolanos.

Los simpatizantes del Socialismo Comunista del Siglo XXI, utilizan los mismos patrones de comportamiento, por ejemplo en Venezuela tienen como estandarte a Simón Bolívar y en el Ecuador utilizan la paternal figura de Eloy Alfaro, sin que ninguno de los dos se les haya ocurrido pensar en ser comunista. Al comienzo se presentan como liberales reformadores, terminan admirando y recibiendo consejos de los hermanos Castro de cómo destruir los países que gobiernan.

Nuestro querido Ecuador está en riesgo cercano de seguir los pasos de los ex reyes del petróleo Suramericano, pero todavía hay tiempo de castigarlos en las urnas y no permitirles que nos continúen destruyendo.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.