Opinión

Tiempo de coincidencias

Por Gerardo Maldonado Zeas

El archivo del proyecto de Ley de Crecimiento Económico ocurrido el domingo pasado, con 70 votos de un grupo de asambleístas, demuestra que cierta clase política ecuatoriana se ha detenido en las viejas prácticas, y definitivamente no quiere avanzar porque en el fondo se mantienen, como premisas de actuación, el odio, la venganza y el cálculo electoral.

Si los socialcristianos pueden congeniar con los dirigentes indígenas, el FUT y los correistas para festejar el archivo de la propuesta, es porque están convencidos que el agua y el aceite sí se pueden juntar, demostrando que cuando a los actores de estas tendencias les conviene se dicen de todo, aunque en sus actuaciones siempre se visualice un bien marcado accionar de coincidencias.

No se aprobó el proyecto porque haya tenido demasiados artículos y el tiempo apremiaba; tampoco debido a la mezcla de varias materias que en verdad tocaban temas estructurales como el techo del endeudamiento público, tantas veces reclamado por quienes ahora negaron esa posibilidad. En el fondo, fue por mantener la costumbre de anteponer todos los pretextos para conseguir pírricas expectativas electoreras, a cambio de frenar al país.

Tan valedera es esta afirmación, que ahora cuando se discute el Código de la Democracia, están de acuerdo en mantener el antidemocrático e inconstitucional método D´Hont para el reparto de los escaños, con el cual calculan que sus candidatos a la presidencia en 2021, por el factor arrastre, puedan conseguir un buen grupo de asambleístas, para otra vez negociar, y sin tener el favor mayoritario de la población, manejar políticamente a nuestro país tal como han venido haciendo hasta ahora.

Los ciudadanos cansados de ver tanto horror, estamos convencidos que la clase política tradicional, aquella identificada con el rancio populismo, es la gran culpable de los difíciles momentos por los cuales atraviesa nuestro país. Ahora con la nueva propuesta, que según manifestó el Ministro de Economía, tendrá alrededor de 50 artículos, ojalá se pongan a trabajar.