Internacional

El tercer mandato de Ortega, hasta la eternidad

El presidente de Nicaragua y su mujer, Rosario Murillo, controlan todos los órganos para tener un poder absoluto

ESPAÑA. Un apagón de 12 horas dejó a Nicaragua a oscuras casi todo el lunes, generando además la suspensión del servicio de agua, que afectó a más de 600.000 personas y cortes en las telecomunicaciones móviles. El país reaccionaba extrañado mientras el Gobierno mantenía los preparativos de la toma de posesión del presidente Daniel Ortega, quien asumió este martes su tercer mandato al lado de su esposa, la poeta Rosario Murillo, como vicepresidenta y controlando de forma absoluta todo el poder en este país centroamericano. El apagón era la última de las preocupaciones de los nicaragüenses ante un futuro cargado de incertidumbre.